El matador de toros Curro Díaz y su hasta ahora apoderado Joxin Iriarte han dado por concluida su relación profesional tras cuatro años de vinculación. La ruptura se ha producido de manera amistosa y de mutuo acuerdo entre ambas partes.

El apoderamiento entre Joxín Iriarte y Curro Díaz comenzó en febrero de 2016 y se ha mantenido hasta esta temporada 2019. A partir de ahora, ambas partes han tomado la determinación de separar sus caminos.

El de linares todavía no ha anunciado quién llevará su carrera a partir de ahora.

Imagen. Heraldo de Aragón.

Carlos Grasa Pejenaute.