Tras caer herido de forma drástica y dramática Mariano de la Viña el pasado 13 de octubre en el Coso de la Misericordia, en el día de ayer recibió el alta hospitalaria. 

Dramáticas imágenes y momentos los vividos el pasado 13 de octubre en Zaragoza cuando un toro de Montalvo, le arrolló de forma violenta y le pegó tres cornadas. El bueno de Mariano, casi pierde la vida al igual que perdía la sangre mientras los segundos parecían minutos, y los minutos horas camino de la enfermería. Prácticamente al borde del abismo, el doctor Val-Carreres y su equipo, obraban el milagro de retener al torero de plata en este mundo. A partir de ahí, y tras 40 días en el Hospital QuirónSalud de Zaragoza, ayer el albaceteño recibió el alta hospitalaria.

Mariano, antes de abandonar el hospital, compareció ante los medios de comunicación en una breve rueda de prensa junto al director gerente del centro hospitalario, Miguel Ángel Eguizábal, y el doctor Val-Carreres, que coordinó todo el proceso de recuperación desde el minuto cero.

La recuperación total del subalterno, y su vuelta a los ruedos o no, lo marcará el tiempo y el destino. Por lo pronto, todo fueron palabras de elogios y admiración, para las manos milagrosas que obraron el milagro de la vida. De su vida.