La plaza de toros de Huesca, sale a concurso y su adjudicación y contrato tendrá una duración de cuatro años, un año prorrogable cada año hasta un máximo de tres prórrogas.

De esta manera, la Feria Taurina de las fiestas de San Lorenzo en Huesca en el año 2020, ofrecerá un total de cinco festejos mayores. Cuatro corridas de toros, y un festejo de rejones. En cada cartel de dicha feria, tendrá que estar una figura del toreo que se encuentre entre los diez primeros puestos del escalafón, o los triunfadores de las ferias de San Isidro o de Sevilla. (Según condiciones del pliego)

En los festejos programados, (Así lo dice el pliego) se deberán incluir ganaderías prestigio. A parte, el adjudicatario tendrá la obligación de celebrar una becerrada y la suelta de vaquillas matinales desde el 11 hasta el 15 de agosto. También existe un guiño a la Escuela Oficial Taurina Oscense como «impulsora y elemento fundamental de la promoción y la difusión taurina».

Ahora, sólo quedan las apuestas por las empresas, pues la cantidad mínima de la licitación es de 7.260 euros, cantidad que se corresponde con la que la empresa adjudicataria del contrato deberá pagar al consistorio en concepto de canon.