El equipo de gobierno de la Diputación Provincial de Toledo abandona a la Escuela Taurina Domingo Ortega, en los presupuestos generales del próximo año 2020. 

El equipo de gobierno de la Diputación Provincial de Toledo le da la espalda a la Escuela Taurina Domingo con sus presupuestos generales para la creación de una partida para mantenimiento y fomento de la Escuela Taurina de Toledo, que garantice el futuro de la Escuela como cuna de la Fiesta Nacional en la provincia de Toledo, precisamente ahora que se está reconociendo a nivel nacional los frutos del trabajo de esta Escuela como referente en el mantenimiento de  nuestras tradiciones, aportando a la fiesta numerosos toreros en todos los niveles.

LA ESCUELA TAURINA DE TOLEDO “DOMINGO ORTEGA” DEPENDE DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE TOLEDO DESDE SU CREACIÓN.

Hay que recordar que la Escuela Taurina de Toledo “Domingo Ortega” es un Centro Formativo de Tauromaquia para jóvenes de la provincia de Toledo que depende totalmente de la Diputación Provincial que preside Álvaro Gutiérrez, por lo que no entendemos que la propia Institución no dedique presupuestariamente ni un solo céntimo para esta Escuela y rechace la propuesta de dedicar a la Escuela, instalaciones y alumnos, 60.000 € de los 131.000.000 € del presupuesto para el año 2020, lo que supone el 0´045% del mismo.

La Escuela Taurina de Toledo “Domingo Ortega” dispone de unas instalaciones en el paraje de la Bastida que constan de Plaza de Toros con graderío y chiqueros, Salón-oficina con aseos y enfermería, aula de formación y nave para almacenaje y lugar de entrenamiento cuando el tiempo atmosférico es adverso, donde desarrollan sus actividades los alumnos pertenecientes a esta escuela.

Además los alumnos desarrollan sus entrenamientos prácticos en ganaderías, para que esta preparación les permita llegar a los festejos de temporada con experiencia real ante animales.

Creemos que se no se nos tiene en cuenta sobre todo en estos 5 últimos años en que nos hemos sentido abandonados y puenteados a la hora de tomar decisiones sobre el funcionamiento y futuro de la Escuela Taurina.

Por otro lado, cabe destacar qué, la Asociación Cultural Taurina “Escuela de Toledo” nació ahora hace un año como asociación de padres y madres de los alumnos que allí desarrollan la actividad que más les gusta, y como usuarios de este servicio de la Diputación lamentan la falta de una partida presupuestaria que garantice la continuidad de la Escuela con unos mínimos de calidad.

Dicha asociación, con su vicepresidente al frente, Fernando Muñoz, mantuvo una reunión con la Diputación de Toledo, cuando surgió la noticia del traslado de los alumnos a la Plaza de Toros de Toledo, transmitiendo sus nuestras inquietudes y la disposición a permanecer en las instalaciones de la Bastida como sitio más idóneo para el desarrollo de esta actividad. En breve, solicitaran otra reunión para que les expliquen en qué situación se quedan finalmente la Escuela y los alumnos.

La disconformidad de la Asociación Cultural Taurina “Escuela de Toledo” es evidente ante tal situación.