El novillero Borja Collado vuelve a los ruedos tras unos meses fuera de ellos. Fue en la noche del 3 de agosto del pasado 2019, cuando el joven novillero de Torrent anunció de manera repentina que dejaba su carrera profesional. Una corta pero intensa carrera, con la que había logrado ilusionar a toda la afición con su toreo personal y de clase.

Según palabras del propio novillero, fue una decisión difícil pero meditada. Una situación personal y mental no le permitió afrontar la esperanzadora temporada que le quedaba por delante, con muchas fechas sobre la mesa y muchas plazas de primera por conquistar, pero su pasión por este mundo le impidió dejar los trastos apenas un par de semanas desde ese anuncio en su cuenta personal de Instagram.

Ahora vuelve con ilusiones renovadas, con una mentalidad diferente con la que afrontar su profesión y disfrutar de ella. Volverá para ganarse tarde tras tarde los contratos, y quién sabe, quizás su nombre esté en los próximos carteles de Fallas. Porque es su plaza, y porque se lo ha ganado en su albero. Seis han sido las tardes que ha toreado en el coso de la calle Xátiva. En cuatro de ellas salió a hombros por la puerta grande, mientras que en las otras dos ocasiones tuvo que salir por la puerta de la enfermería.

Un regreso que ilusiona en un momento en el que el escalafón inferior lo necesita.