Y por favor, que el titular no malinterprete mis líneas, pero no encontraba otra carta de presentación para el cartel de la Corrida Goyesca del 2 de Mayo en la plaza de toros de Las Ventas.

No parece ni mucho menos, ni lo es, un cartel de oportunidad para toreros que en la temporada pasada, hayan tenido actuaciones notorias en un circuito menor. Tampoco es ese cartel que abre las puertas al escalafón que viene apretando fuerte y el año pasado dejó gratas sensaciones en la temporada venteña. Podríamos decir, o aventurar que la composición del cartel, sale al rescate de tres toreros, cada uno con diferentes trayectorias y distintas circunstancias en la vida y en la profesión. ¿Eso desmerece la composición del mismo? Vamos por partes, y no son pocas. Uceda Leal, Morenito de Aranda y Javier Cortés, trenzaran el paseíllo en dicha fecha.

José Ignacio, el año pasado no compareció, y lleva ya varias temporadas sin hacerlo, en la plaza de toros de Las Ventas. Es un torero de corte clásico, muy fiel con su estilo, y con su forma de interpretar la tauromaquia. Un torero muy de Madrid, pero prácticamente desaparecido profesionalmente del orbe taurino. Hubiera encajado mejor en un cartel abriendo lo tarde, y con dos apretando por detrás. Quizá Plaza 1 no le quiera poner en un compromiso de mayor envergadura, en su 20 aniversario de alternativa, o quizá puede que dicha empresa, quiera justificar el 2 de Mayo, su vuelta a la plaza que lo parió, taurinamente hablando.

Jesús Martínez Barrios, tiene en las muñecas y en su cintura cuando cincela la figura, la magia de estremecer al respetable siempre y cuando lo vea claro. Es un torero diferente, y cuando parece estar embrujado, es cuando es capaz de ser dueño y señor del escenario simplemente con cuatro tandas. La temporada 2019, no fue de las mejores en su hoja de servicios. Encajaría mejor en otro cartel, acompañado de una terna que venga apretando fuerte.

Javier Cortés no tuvo precisamente sus mejores actuaciones en la Feria de San Isidro 2019. Es más, podemos decir que fracasó, así, sin más. Tras el percance sufrido el pasado 15 de septiembre de 2019 en Las Ventas, y casi perder el globo ocular, el torero getafense reaparece en el mismo escenario. Cortés conoce las mieles de la Corrida Goyesca que celebra el día de la Comunidad de Madrid, pues firmó una de las actuaciones más importantes de su trayectoria en ese mismo escenario. Aquí Plaza 1 le tiende la mano y le abre las puertas para relanzar su trayectoria por los momentos dramáticos vividos con su percance, tanto profesional, y personalmente. Hubiera sido más bonita una reaparición en plena Feria de San Isidro acartelado con las figuras, en compensación de la angustia vivida durante meses. O bien, el mismo día de la Corrida Goyesca, pero con un cartel más fuerte.

¿Una oportunidad? ¿Un rescate? o un simplemente un movimiento de Plaza 1, según la arquitectura de la Feria de San Isidro 2020 y así salir del paso con estos tres toreros… Da igual, o no. Pero son dos toros para cada uno, en la plaza más importante del orbe taurino. Están ahí, y eso es lo importante. Todo, o gran parte del devenir de la tarde, dependerá de ellos. El otro tanto, lo podrán o no, los toros de El Ventorrillo. Y precisamente dicha ganadería no atraviesa su mejor momento, aunque en esto del mundo del toro, dos y dos casi nunca suman cuatro, y pueden caer tres que se dejen pegar 20 pases.

No, no compararé Madrid con Sevilla, (Tan necesarias y de importancia son la una y la otra) y mucho menos las fechas significativas en sus calendarios taurinos. El Domingo de Resurrección en La Maestranza, es una fecha clave y su cartel siempre genera expectación. Pero La Corrida Goyesca en Madrid, parece no encontrar su sitio, o no atravesar su mejor momento.