El 1 de junio de 2016, José María Manzanares y Alberto López Simón abrían la Puerta Grande en la Corrida Extraordinaria de la Beneficencia con una notable corrida de Victoriano del Río.

El alicantino, esa tarde dejó en el círculo mágico de la plaza de toros de Las Ventas, una faena memorable y para el recuerdo al toro «Dalia» lidiado en quinto lugar. Le cortó las dos orejas.

Lopéz Simóm le cortó las dos orejas al toro «Vampirito» tercero de la tarde, primero de su lote. Faena basada en el valor y ligazón.

Esa tarde, completaba el cartel Sebastián Castella. El francés no tuvo su tarde. Escuchó un aviso en cada uno de su lote.