Siete Puertas Grandes consecutivas en Albacete. Pinar dio un golpe en la corrida de ASPRONA, justo hace un año, el 9 de junio de 2019, tras cortar dos orejas en una tarde de reivindicación. Perera paseó un trofeo del áspero cuarto, mientras que Cayetano se estrelló con un deslucido lote de Las Ramblas.

Rubén Pinar salió con hambre de triunfo para recibir a portagayola al tercero, al que toreó con brillo a la verónica. Muy variado de capa siempre el de Santiago de Mora. Inició la faena con la derecha, instrumentando dos tandas en redondo hasta que el astado lo volteó. Hizo un esfuerzo el manchego, logrando extraerle un par de buenas series al natural. Estocada y oreja con petición de la segunda.

Pinar cuajó una muy buena faena al sexto, con la que consiguió el trofeo que le abría la Puerta Grande.

Perera se impuso ante un deslucido cuarto, en una labor que remató de estocada siendo premiado con una oreja. Abrió plaza un toro noble de Las Ramblas, pero sin clase, al que Perera supo entender y ligó muy buenos pases toreando al natural. Sin embargo, la faena no tuvo el colofón de la espada, por lo que solo recibió aplausos.

Cayetano no tuvo opciones con el deslucido segundo, que echaba la cara arriba y protestaba. A pesar de ello, el diestro lo intentó pudiendo extraer algunos naturales sueltos. El quinto no le dio ninguna opción a Cayetano.