El 10 de junio de 2017, Sergio Galán abría la puerta grande de Las Ventas  tras cortar tres orejas en la penúltima de San Isidro, con el cartel de «No hay billetes» en la taquilla.

El de Tarancón, cortó dos orejas al segundo de la tarde, (primero de su lote) y una oreja al quinto (segundo de su lote) La tarde fue redonda, y Sergio sacó toda la artillería pesada para hacer las delicias del respetable. «Amuleto» «Ojeda» o «Titán» brillaron con luz propia ante el primer toro, e hicieron enloquecer los tendidos. Con su segundo toro, más parado o agarrado al suelo, los momentos más estelares los consiguió con «Apolo»

Esa tarde, el encierro fue de Fermín Bohórquez, y Hermoso de Mendoza escuchó silencio en ambos, y Lea Vicens, cortó una oreja en el sexto y último.