Castilla-La Mancha, también adopta medidas para la mal llamada «nueva normalidad», para la celebración y desarrollo de sus festejos taurinos.

La Comunidad de Castilla-La Mancha, también adopta medidas para la mal llamada «nueva normalidad», para la celebración y desarrollo de sus festejos taurinos. Según el decreto del Gobierno de dicha Comunidad,  todas las plazas de toros de la región, podrán desarrollar sus festejos, siempre y cuando cuenten con butacas preasignadas y con una ocupación del 75% de su aforo. Algo lógico de cara al empresario y su beneficio en la taquilla. Dicho de otra manera, 3/4 de entrada. Evidentemente, con las respectivas medidas de distancia, seguridad y preventivas. (Uso de mascarillas, geles hidroalcohólicos etc).

Por otro lado, Emiliano García-Page, presidente de la junta de comunidades de Castilla-La Mancha, recomienda no celebrar festejos populares (Encierros camperos o en calle) hasta el día 15 de julio. También dependiendo de la situación epidemiológica, o siendo lo mismo y dicho de otra manera, dependiendo de la evolución del coronavirus, dentro de la «nueva normalidad».