Hace un año, el 22 de junio de 2019, José Tomás cortó seis orejas y un rabo en la tercera de abono de la Feria del Copus de Granada, en una tarde de apoteosis total, con el cartel de «No hay billetes» en la taquilla.

Los testigos presenciales esa tarde del 22 de junio de 2019, nunca olvidaran esa fecha y esa tarde en la Monumental del Frascuelo. Días y momentos únicos, o mejor dicho, un día y una tarde única e irrepetible seguramente, para guardar en la retina y en lo más profundo del corazón. Unos privilegiados todos aquellos cuando vieron que José Tomás, en cada uno de sus cuatro toros, moldeaba el toreo a su antojo y cincelaba tres faenas parando los relojes del tiempo. Dos orejas en su primero, (Toro de Garcigrande) otras dos en su segundo (Toro de El Pilar), y dos orejas y rabo, (Toro de Cuvillo)en el sexto y último de la tarde.

Esa tarde, el diestro de Galapagar (Lidió 4 toros) compartió cartel en una corrida mixta con el rejoneador Sergio Galán (Lidió 2 toros). Ambos, mano a mano. El manchego, de no  fallar con el rejón de muerte, también hubiera salido a hombros.