La señora Díaz Ayuso, ni hace cumplir el pliego de Las Ventas, ni Garrido ni Casas, dan señales de vida. Preocupante, ¿No?

Hoy seré directo, contundente, pero evidentemente sin ser grosero. Señora Ayuso, haga cumplir el pliego de la plaza de toros de Las Ventas. Todas las Comunidades Autónomas, están intentando dar festejos taurinos con la finalidad de no tirar por la borda la temporada. No esperemos al mes de octubre para la Feria de Otoño.

Ávila, Huelva, El Puerto de Santa María, Ubrique, Astorga…De verdad, deje de hacerse fotos delante de un capote con el fin de ganar votos a través del sector taurino, y deje de enredar en el mundo del toro. Lo mismo le da Juana que su hermana parece ser. ¿No? Las Ventas, por si usted no lo sabe o lo desconoce señora Isabel, es plaza de temporada. ¿Qué hace cerrada? Haga usted que Plaza 1, cumpla con el pliego. Eso es querer abrazar la tauromaquia y no fotografías al lado de un capote de brega. Yo por mucho que pase por delante de una iglesia y me presine, no seré más católico.

Por otro lado, ni Rafael Garrido ni Simón Casas, siguen sin dar señales de vida y sin querer darlas. Todavía pueden salvar la temporada. En sus manos queda. Evidentemente es difícil, y somos conscientes de la situación. Pero Madrid, y Las Ventas, merecen un trato mejor. Por lo menos una nota de prensa explicando las razones sinceras, de no tener todavía una temporada programada, y  querer ver una tabla de salvación en la Feria de Otoño.

¿Son empresarios? Apuesten. No tiren la toalla. De no ser así, cojan la puerta, dejen  las excusas y las milongas, y marcharos con la música a otra parte. Más vale la decencia de irse con la cabeza bien alta diciendo la verdad, que seguir con más historias que una película de Fu Manchú. Están dejando la historia y la plaza de toros de Las Ventas, a la altura del betún.

Pedimos respeto fuera, cuando dentro no respetan los valores de la tauromaquia, y en consecuencia su historia. El mundo del toro, es mucho más que una reivindicación en Twitter. El mundo del toro, entrañan unos valores y un respeto, que ustedes, todo el equipo de Plaza 1, ni tienen, ni tendrán. Pero los titulares cuando el asunto es miel sobre hojuelas, los vendéis casi con una imposición salomónica, en Canal Toros o cualquier otro medio de comunicación amigo.

Y por último, y no seré yo el más oportuno para dar un consejo. No maltraten más al mundo del toro y al sector taurino, con la tapadera en calidad de escudo, de la catástrofe sucedida con la pandemia del COVID-19. La bomba de Hiroshima cayo, en 1945.