El 13 de julio de 2018, Padilla trenzaba su último paseíllo en su feudo, Pamplona, y al grito de «Illa illa illa, Padilla maravilla» o «Padilla quédate» el torero jerezano quedó visiblemente emocionado como nunca en el día de su despedida.

El 13 de julio de 2018, no fue una tarde más para Juan José en Pamlona dentro de la Feria de San Fermín. La despedida que le brindaron las peñas de sol y el respetable de sobra, jamás la olvidará. Padilla, fue capitán general de la Feria del Toro, y más aún tras su fatídico percance en Zaragoza.

Esa tarde, el resultado artístico y numérico, casi era lo de menos, entre comillas. Las peñas de sol, querían despedir y arropar al ídolo de los Sanfermines de esta última década, y el ídolo, no falló. La despedida más sonora y clamorosa vista en una plaza de toros, la vivió él, el ciclón de Jerez.

Evidentemente, no faltaron las banderas de pirata, ni los parches en los ojos de todos sus simpatizantes en su última tarde. Juan José, ni en sus sueños, imaginó una despedida así.