Otra de las faenas para el recuerdo y recordar de cuando en cuando, es la de Enrique Ponce y «Lironcito», de Valdefresno lidiado en sexto lugar en la plaza de toros de Las Ventas el 27 de mayo de 1996.

Le cortó una oreja, pero al margen de lo numérico, comenzaba la consagración del torero de Chiva. 24 años después, la consagración de Ponce, sigue activa.