El matador de toros Raúl Sánchez Herrero, natural de San Román de los Montes (Toledo) ha fallecido en la madrugada del 29 de junio de 2020 en Talavera de la Reina a los 79 años de edad.

Tras una larga enfermedad, el fallecimiento ha tenido lugar a última hora de la pasada noche, este miércoles 29 de julio en Talavera de la Reina, (Lugar de residencia desde los últimos 7 años)

En 1971 recibió la alternativa en la plaza de toros de la Ciudad de la Cerámica de manos de Ángel Teruel, con un toro de Cortijoliva y actuando de testigo José Luis Parada, cortando las dos orejas y el rabo de cada uno de los morlacos que le tocaron en suerte.

Sus heroicas tardes en Madrid, llenas de valentía y arrojo, junto con una buena dosis de «sangre, sudor y éxito» le valieron para conseguir el sobrenombre o apodo de ‘El Legionario de Las Ventas’.

Su última tarde de luces y despedida de los ruedos fue en 1989, en el mismo coso de La Caprichosa, compartiendo cartel con El Litri y Espartaco, dos de los mejores toreros del escalafón de ese momento.