La entrega del premio Colombinas de Honor a la Cuadra de Caballos de Picar de Antonio Peña y del título de Hermano Bienhechor de la Hermandad del Prendimiento al torero Miguel Ángel Perera ha servido para descorrer el telón de la Feria Taurina de Colombinas de 2020.

Reconocimientos entregados tras la misa de apertura del ciclo taurino onubense celebrada en la capilla de la Plaza de Toros La Merced como antesala de los días de toros. “Esta misa se va a convertir en costumbre. Es nuestra manera de pedir por que todo salga bien, por que no pase nada, por que los toreros y los ganaderos triunfen y por que el público que venga se lo pase en grande”, ha explicado Carlos Pereda, representante de la empresa Espectáculos Taurinos La Merced, gestora del coso de la Vega Larga.

La concesión del tercer premio Colombinas de Honor a la Cuadra de Caballos de Picar de Antonio Peña es un reconocimiento de la empresa de La Merced a los cien años de vida que cumple la cuadra, que nació en San Juan del Puerto de la mano de Antonio Cruz García y cuya trayectoria está muy ligada a la de la Plaza de Toros de Huelva, donde sus caballos de picar forman parte de las Colombinas desde hace muchos años. “Todos los actores de un festejo taurino son importantes. Ésta es una liturgia donde cada uno tiene su función bien determinada. Por su trascendencia, el tercio de varas es muy importante y en su desarrollo es clave la actuación de los caballos de picar. Tener con nosotros a la cuadra de Antonio Peña es una garantía y una inmensa tranquilidad. La suya es una trayectoria marcada por la ejemplaridad y la profesionalidad. Además, no todos los días se cumplen cien años de vida”, ha señalado Carlos Pereda después de entregar el premio a Enrique Peña, actual responsable de la cuadra que impulsó su abuelo. «Para nosotros es un orgullo inmenso que una plaza de toros a la que queremos tanto»