Puede parecer según el titular, que hablo del PSOE, «En las peores manos, en el peor momento» Pero no, no hablo del PSOE, hablo de Plaza 1, e Isabel Díaz Ayuso (Las peores manos) y del momento que atraviesa la tauromaquia y el sector taurino. (Evidentemente el peor)

Cuando la situación actual de la tauromaquia no es la mejor, vino el coronavirus para rematar la fiesta. Pero claro, en la Comunidad de Madrid, el coronavirus, nos pilló en las peores manos para la plaza de toros de Las Ventas.  Plaza 1. (Así lo están demostrando desde que terminó el estado de alarma) Qué decir ya de Simón Casas y Rafael Garrido, junto con la complicidad de Díaz Ayuso, de no hacer cumplir el pliego de condiciones de la primera plaza del mundo. Luego la presidenta de la Comunidad, queda fenomenal cuando se hace fotos buscando el titular, poniendo por delante un capote de brega. La presidenta sabe buscar la foto y el momento, para salvar su pellejo.

Cierren la puerta en silencio, y dejen sitio. No hace falta ni que den explicaciones. Su incompetencia en estos momentos, les retrata.

Rafael Garrido y Simón Casas, han apostado en Madrid, y han ofrecido en cierto modo variedad. La Feria de Otoño de 2018 con el famoso sorteo por bombo, fue un revulsivo. Y parte de la Feria de San Isidro de 2019, también tuvo su aliciente. Ciertos carteles bajo el sorteo del bombo, acaparó grandes titulares. A parte, hubo un gran porcentaje de toros que envistieron, y muchos toreros con capacidad para traspasar esa línea roja. La Feria de San Isidro 2020, prometía con carteles muy rematados. Todo hay que decirlo.

Pero nos vamos al presente. Aforo limitado en la Comunidad de Madrid para el desarrollo de los festejos taurinos. 75%, o siendo lo mismo, 3/4 de entrada. Pero no, ni Garrido ni Casas, tienen capacidad ni ganas, para remontar la situación, y ofrecer una temporada medianamente decente. Yo no pondría críticas bajo la situación actual, de la cartelería de la plaza de toros de Las Ventas.

Las malas lenguas hablan de la ruina del francés. Puede ser. Garrido y Nautalia, pregonan la pena. Quizá el empresario pensaba llenarse los bolsillos en este 2020, y no quiere arriesgar por si en el bolsillo se le hace un agujero enorme. Ser empresario conlleva sus riesgos y sus apuestas. Ellos han querido apostar sobre caballo ganador. Ahora toca hacer una apuesta por la tauromaquia, el aficionado, y el sector taurino.

Mientras tanto, agosto sigue su curso, con festejos ya programados. Hoy por ejemplo, empiezan Las Colombinas en Huelva. El próximo fin de semana, 7 y 8 de agosto, concurso de recortes y corrida de toros en El Espinar (Segovia). Por otro lado, Ayer en Brihuega (Guadalajara) y en Osuna (Sevilla) y retransmitido por las respectivas Televisiones Autonómicas, CMMedia y Canal Sur, pudimos ver una novillada sin picadores, y una corrida mixta.

Mal ejemplo está dando la Comunidad de Madrid con la complicidad de Díaz Ayuso, para no ofrecer ningún festejo taurino. Seguramente para la Feria de Otoño, saquen pecho, apuesten, y tengan su respectiva foto poniéndose medallas. Medallas de hojalata diría yo. Y el aficionado y público en líneas generales, está con ganas de toros. Una plaza de temporada, y más siendo la primera del mundo, no puede estar cerrada, y sin planificación ninguna.

No busquen los tres pies al gato, pues los 3/4 de entrada en Las Ventas, es la media en líneas generales. Unas veces 1/4 de entrada, otras veces media plaza, y en ocasiones puntuales con los carteles más rematados, el «No hay billetes» en la taquilla.