Podemos poner el adjetivo calificativo que queramos, pero sin duda alguna, es una señora novillada la elegida para el día 31 de agosto en Añover de Tajo.

Seria, con cuajo, rematada, más incluso que muchas corridas de toros lidiadas hasta el momento en esta temporada tan sumamente atípica. La de San Isidro, desciende de la ganadería Giménez  Indarte, con procedencia Marqués de Domecq y Salvador Domecq-El Torero. Va fuerte para Añover de Tajo, y más siendo plaza de tercera categoría. (En estas corridas de toros vistas hasta el momento tras terminar el estado de alarma, ningún toro tiene el cuajo de estos novillos) Y evidentemente y sin duda alguna, esta seriedad le da un aliciente extra a dicha novillada.

Francisco Montero, Rubén Fernández y Leandro Gutierrez, les darán lidia y muerte