Ayer, el cantante salido de Operación Triunfo 2017, Luis Cepeda, a través de su perfil de Twitter, hizo una pregunta en teoría sería, pero para un servidor, con cierto tono irónico, y buscando una provocación dentro del mundo del toro «Si canto vestido de torero me dejaran hacer conciertos?» 

La pregunta seria, Luis, tiene sus consecuencias, y en consecuencia, quizá en calidad de respuesta, leas una realidad que no te gustaría leer. Y la respuesta y con argumentos, es un no rotundo, y te enumero las razones.

Lo primero, la contratación tuya, no depende de la vestimenta o look, con el que subas al escenario. Depende de la demanda que tengas en los conciertos, y la tuya, más bien es baja. Con lo cual, cuando no hay demanda, no hay contratación. La contratación, depende de la demanda, y la demanda, depende de ti mismo y de tus dotes artísticos. Otros cantantes, tienen demanda, y llenan el escenario. Y ahora, sin hacer una comparativa contigo y con el resto, te enumero unos cuantos: David Bisbal, Pablo Alborán, Rozalén o Melendi. Simplemente por citarte algunos.

Lo segundo Luis, un servidor en primera persona, aunque no tengas ese tirón en la taquilla de los grandes artistas españoles, te reconoce, y nunca tiraría por tierra lo que has hecho en el pasado. Cantar en directo y con voz en directo en horario prime time, tiene su merito en un programa, (Operación Triunfo), con miles de seguidores. Mis respetos para quienes lo han hecho y han pasado por ese formato de televisivo. (Yo no canto ni en la ducha)

Lo tercero Luis, ¿Por qué confrontar dos expresiones artísticas? Una la música, y otra la tauromaquia. Esa confrontación que buscas, dice mucho de ti. El sector taurino, no lo tiene nada fácil, al igual que se han susupendido y suprimido, una buena cantidad de conciertos.

En cuarto lugar, esta situación generada por el coronavirus, no está siendo nada fácil para ningún sector. Turístico, hostelero, etc. Ellos también merecen su respeto, y seguir con sus respectivos negocios. Al igual que la construcción, etc. Todos, nos hemos visto afectados.

Y en quinto y último lugar, antes de hacer una provocación al sector taurino desde Twitter aprovechando el gran número de seguidores que tienes, piénsatelo dos veces. No tienes necesidad de generar odio, y en consecuencia confrontar dos expresiones artísticas tan demandadas y al mismo tiempo tan necesarias. Ante todo, el respeto hacia un sector, tal y como el sector, respeta y ama la música al igual que cualquier otra expresión artística.

Ahora bien, cuando te contraten, más tarde o temprano, y ojalá sea más bien temprano, si subes a un escenario vestido de torero, hazlo con seriedad, respeto, y para mostrar un guiño de afecto al sector. Nadie te dirá, de qué manera debes subir al escenario, y tú, en primera persona, elegirás el look que creas conveniente para ese momento. Te recuerdo Luis, que los toros, son el segundo espectáculo de masas, por debajo del fútbol, pero por encima del cine y el teatro en este país. ¿Tienes argumentos para rebatirse o no estás en algo de acuerdo sobre lo dicho? De ser así, con toda la educación del mundo, espero tú respuesta. Respeta, y serás respetado. Hablo bajo las respuestas vertidas en en esa pregunta con tanta saña.