Al leer el comunicado de Sanidad de Castilla-La Mancha, emitido en el día de hoy, 3 de septiembre de 2020 primero prensé que esto era una broma de mal gusto. Pero no, no lo es. De nuevo, sin ninguna razón científica ni médica, prohíben en Ciudad Real Capital la celebración de festejos taurinos. La comparativa es odiosa, pero también prohíben los mercadillos ambulantes. ¡Claro! En un mercadillo, al entrar te miden la temperatura, y te exigen los vendedores una distancia mínima de seguridad, y también te echan gel hidroalcohólico en las manos.

De momento, estas medidas son para Ciudad Real capital. La provincia está medio al filo de la navaja. Veremos lo que sucede a partir de mañana con los festejos programados para este fin de semana en dicha provincia. Ojalá salgan adelante.

Bares y restaurantes al 50%, terrazas al 75% ¡España va bien! Y así, sucesivamente con todo.