El día 17 de octubre, la ciudad de Toledo, la del Puente de Alcántara, el Alcázar de San Juan, Iglesia de Santo Tomé, o la del Monasterio de San Juan de Los Reyes, acogerá en el Coso de Mendigorría una novillada sin picadores. Ellos son el futuro generacional.

En una temporada tan atípica, con un desplome considerable de festejos taurinos por la nefasta gestión de la pandemia del COVID-19, (Y unos empresarios escondidos en sus trincheras sin querer saber nada de las grandes ferias) es de agradecer todo certamen, o novillada con o sin picadores. Ellos son el relevo generacional del escalafón superior. Por eso, Toledo, acogerá el día 17 de octubre en su plaza de toros, una novillada sin picadores. En ellos y en otros tantos más, está la continuidad de la fiesta más culta del mundo.

Guillermo Muñoz, de la Escuela Taurina de Toledo, Alejandro Peñaranda, ganador del certamen Promesas de Nuestra Tierra y Rubén Núñez, ganador del certamen Guadalajara Busca un Torero, lidiaran una novillada de la ganadería Bellos Montes.

Otra fecha más en el calendario para Castilla-La Mancha, cuando por sorpresa, esta temporada con desplome de festejos considerable, para no tener fin. Saltan sorpresas de carteles continuamente, y dentro de lo malo, eso es buena señal. Empresarios con apuestas firmes sobre la mesa.