Castilla-La Mancha, escenario principal de Don Quijote, la novela del s. XVII escrita por Miguel de Cervantes, es la tierra plural, de olivos y viñedos, de campos de azafrán, de llanuras y cordilleras, de sus castillos y molinos de viento. Castilla-La Mancha, la de los Monumentos Históricos, iglesias, ermitas y conventos, también es tierra de toros y para todos.

Fotografías de Nacho Blasco en la ganadería manchega, Toros de Ojailén y Javier Gallego.

Castilla-La Mancha, la región de España, que abraza una gran mescolanza de culturas, (Sobre todo en Toledo), también es tierra de tradiciones y cultura, pero también de economía y empleo sujetada por las dehesas regentadas por el toro bravo. O siendo lo mismo, la materia prima criada por el ganadero, para su lidia en las corridas de toros, o festejos populares. Pero…¿Qué está pasando con el toro bravo, o mejor dicho con las ganaderías de bravo en Castilla-La Mancha? La respuesta no es nada fácil, pero la situación, menos aún para los ganaderos.

Ahora bien, y yendo por partes. En consecuencia de la crisis generada por el COVID-19 y todo lo que conlleva, el mundo del toro tampoco ha sido inmune al caos generado y, ha tenido una gran dificultad para celebrar un reducido número de espectáculos taurinos. Con la reducción abrumadora de festejos, los ganaderos de bravo, no han podido vender prácticamente nada en ésta temporada, y en consecuencia al no poder vender, no generan ni ingresos ni ganancias. Todo esto, teniendo en cuenta, que los animales comen absolutamente todos los días. Todo lo expuesto entra dentro de la lógica sin partidismos, ni populismo, y sobre todo, bajo ninguna ideología política. Simplemente hace falta aplicar el sentido común.

Pero la ganadería de bravo en Castilla-La Mancha, o en cualquier lugar de la geografía Española, a parte de ser económica y empleo, es el mejor ámbito ecológico por sus dehesas, gracias al ganado bravo. Todas sus hectáreas, son mantenidas gracias al toro y con el trabajo incondicional del ganadero. La dehesa es un tipo de ecosistema único en el mundo.

Ahora bien. Toca hablar con números en la mano. En Castilla-La Mancha, existen unas 200 explotaciones, (En hectáreas, podemos hablar de un gran pulmón) y unas 20.000 cabezas de ganado. Un toro con 4 ó 5 años, criarlo para una corrida de toros, puede costar al rededor de unos 5.000 euros aproximadamente. Criar seis toros para lidiar una corrida de toros completa, puede costar unos 30.000 euros aproximadamente. Una vaca de vientre que puede vivir unos 15 años aproximadamente, o un semental, pues. Y becerros, erales, novillos y toros cuatreños y cinqueños, junto con las vacas y sementales, comen todos los días. Por no hablar de otros gastos añadidos directos y necesarios al ganado bravo. Claro, el toro para lidiarlo en una plaza de toros, no puede superar por reglamento la edad de 6 años. Con lo cual, muchos cinqueños no lidiados este año, al año que viene al tener los 6 años de edad, no podrán lidiarse en ninguna corrida de toros, y esos animales verán su única salida en la manga de un oscuro matadero. En números, unos 300 euros para carne. Con lo cual descontando 300 euros de 5.000, el ganadero pierde de cada animal, unos 4.700. O dicho de otra manera. Cuando cuesta 5.000 euros la crianza de un toro bravo, y lo tienes que vender por 300 para carne, el ganadero tiene unas pérdidas de unos 4.700 euros.

 

Pero evidentemente, y aquí no sólo es responsable el Gobierno de la región, con Emiliano García-Page en calidad de Presidente. De manera más o menos directa o indirecta, lo son PP y Ciudadanos. Les une lo mismo, pero les divide el poder y la confrontación de ideas, y en consecuencia, los que pierden son los que peor situación tienen bajo el techo de su casa. Y así desgraciadamente con todo en España. Ellos en su guerra y acomodados en sus sillones, ajenos al mundo real y sus sucesos.

Es tarde, pero aún tienen tiempo de recapacitar, no mirarse el ombligo, y hacer de Castilla-La Mancha, una tierra de todos y para todos sin discriminaciones. Nadie está por encima de nadie, pero nadie es menos para quedarse atrás en esta pandemia mal gestionada. De no ser así, PSOE, PP y Ciudadanos en dicha Comunidad, dejen de abrazar unos y otros al sector taurino para ganar votos, y saquen ya de una puñetera vez sus manos del toreo. Para las fotografías en un momento dado, valemos todos. Para captar la instantánea, y formar parte de un titular, todos ustedes sí están. (Así lo dejan ver en los actos relacionados con el sector taurino)