La empresa Tauroemoción, con su director general Alberto García y su equipo de la filial colombiana, se ha presentado de manera oficial en Cali tras la firma del contrato por la plaza de toros Cañaveralejo. Dicho contrato liga a la empresa española a la organización de la feria hasta 2023.

Alberto García, se mostró muy ilusionado con su desembarco: “Conozco Cali tras presenciar sus dos últimas ferias y traigo ideas renovadoras que estoy seguro que van a funcionar para que Cañaveralejo sea un referente mundial”. “A la feria y a la ciudad le veo un potencial enorme” añadió García. Seguidamente, lanzó su primer propósito con la intención de acercar a los aficionados a la plaza: “queremos que Cali sea una feria universal, y para acercar a toda la sociedad, sea cual sea su poder adquisitivo, vamos a apostar por nuevas fórmulas para que todo el mundo pueda ir a los toros”. La feria de Cali tiene lugar a finales de diciembre y la intención de Tauroemoción es iniciar una campaña de abonos económicos con pago fraccionado desde el primer trimestre de año. En caso de que los carteles presentados disgusten al abonado, este podría devolver su abono.

Respecto a la inminente feria taurina 2020 y la suspensión de actos festivos, Alberto García se pronunciaba: “vamos a intentar dar la feria taurina, solicitando a la alcaldía los permisos, acompañados de un estricto protocolo sanitario que en España nos ha dado un resultado exitoso”.

En la rueda de prensa retransmitida online a través de Facebook Live, García ha dado pincelazos de interés para los próximos años: la presentación de la ganadería española Victorino Martín, la vuelta de las máximas figuras del rejoneo, y desde el minuto uno, mientras lo permita la pandemia, llevar a cabo una programación cultural para que en Cali se hable de toros durante todo el año.