El rejoneador Andrés Romero y Carlos Pereda y Óscar Polo han dado por finalizada su relación de apoderamiento tras cuatro temporadas de camino en común. Se trata de una decisión “consensuada” por ambas partes, que coinciden en que es el momento de que el jinete onubense emprenda una nueva etapa profesional. “Cuando se dice que se rompe una relación de forma amistosa, nunca puede ser más literal que ahora. Más que dos apoderados, en Carlos y Óscar he tenido dos amigos y dos fieles compañeros de camino, además, en unos años de incertidumbre y lucha. Se unieron a mi proyecto en un momento determinante y su trabajo de estas temporadas ha sido crucial para poder seguir adelante. Solo puedo darles las gracias y expresarles todo mi respeto y cariño”, afirma Andrés Romero.