La Feria de La Magdalena en Castellón, de no celebrarse en el mes de marzo, podía emplazarse al mes de junio del presente año. Una muy buena opción para no dejar dicha ciudad sin feria, y sin toros. Todo en esta vida es aplazable.

Sin duda alguna, Castellón no debería de quedarse sin su Feria de La Magdalena, y la opción, siempre y cuando sea viable, de trasladarla del mes de marzo al mes de junio, es una alternativa lógica y coherente, y más aún con la situación de infectados por coronavirus que tenemos en este momento. La evolución o involución de la pandemia, junto con la presión hospitalaria y su ayuntamiento, dirán o no, si Castellón tendrá toros en el mes de junio con las pertinentes medidas sanitarias.

La empresa gestora Funtausa, no quiere dejar pasar este año en blanco en la plaza de toros de Castellón, y ya ha puesto las cartas sobre la mesa para poder dar la Feria de la Magdalena, en el sexto mes del año, siempre y cuando sea posible.