La Feria del Toro de Olivenza, de momento es una incógnita por resolver. No hay rumores al respecto de suspensión ni de celebración, y ya deberían sonar campanas de sus carteles, pues es una feria compuesta por cuatro festejos. Una novillada picada y tres corridas de toros rematadas por los cuatro costados con la presencia de las figuras, y del torero emergente o revelación de la temporada anterior. ¿Qué pasará?

En condiciones normales, la Feria del Toro de Olivenza, debería ser presentada en la segunda parte del mes de enero. Por lo pronto, en la página web de la FIT, no hay ninguna noticia ni comunicado oficial que pueda dejar entrever qué pasará con dicha feria. Todo lo marcará el número de infectados, y la presión hospitalaria por coronavirus. Pero la situación actual del país no pinta nada bien, y el mes de marzo lo tenemos a la vuelta de la esquina.

2021 viene cargado de dudas y de sombras en todos los aspectos de la vida. Lo peor es no saber cual será el futuro más inmediato con todo lo que está sucediendo en un país sin miras al futuro y sin un capitán al timón del barco. El equilibrio entre salud y economía, parece ser una ecuación imposible, cuando el descontrol, la dejadez y los golpes de improvisación, son las señas de identidad de nuestros poderosos gobernantes, sin gobierno alguno.