Fotografías de Alejandro Nuevo.

Tras el primer concurso del año celebrado en Almoguera el pasado domingo 28 de febrero, la polémica asaltó una vez más las Redes Sociales. La polémica, y también la falta de respeto. Y voy por partes. 

El veterano recortador David Ramírez «El Peque» es especialista en la suerte del quiebro de rodillas, pero de cuando en cuando, también ejecuta otro tipo de suertes. Por ejemplo, la de la ‘Sabaeta’ Que no es ni más ni menos, que subirse encima del toro, siempre y cuando la ocasión lo requiera, y siempre realizada ante un toro imponente, y con todo el respeto del mundo hacia el toro, el aficionado, y la tauromaquia popular. Los que conocemos al incombustible recortador, sabemos de su respeto al mundo del toro, y eso es absolutamente incuestionable.

Bien, las Redes Sociales, por desgracia no tienen filtros, y hacia el veterano recortador, llovieron un aluvión de críticas, pero también de faltas de respeto. Las críticas, forman parte de la visión de un concurso de recortes, pero las faltas de respeto, cuando un tío juega con su vida, son inadmisibles. Y esa es la cuestión de todo este tinglado. Pesa más en la balanza la suerte ejecutada por ‘El Peque’ que el conjunto del concurso de recortes con un encierro cinqueño, sin afeitar, y sin la más mínima preparación de los recortadores que saltaron al ruedo. No importa lo realizado en la arena, ni el valor de jugarse el tipo con una corrida de toros de cualquier, o casi cualquier plaza. Prevalece más la sed de odio por una suerte del repertorio del argandeño, que las dos horas de espectáculo para el disfrute de los aficionados. Los grandes, siempre tendrán sus partidarios y detractores.

Por desgracia, esta temporada no será mejor que la del 2020, y todos los especialistas que saltaron al ruedo de la plaza de toros de Almoguera, lo hicieron sin mirar el dinero, y sin saber cual será su próxima fecha en el calendario. (Ojalá sean muchas más) Simplemente miraron el echar el concurso para adelante, sin sacudirse el polvo de los pantalones. Y eso, hoy por hoy, es digno de admirar. (Ya habrá tiempo de mirar con lupa las cosas)

En tiempos convulsos y de incertidumbre marcados por la pandemia del coronavirus, parece que cierto sector de aficionados, (No todos y son una minoría) siguen utilizando cualquier escaparate para atacar cualquier tipo de festejo taurino.

Entre otras cosas, y cambiando de tema al margen de la polémica, El Peta quedó campeón del concurso.