José Antonio Morante de la Puebla ha decidido culminar su relación de apoderamiento que le unía a la casa Matilla, siendo a partir de ahora él mismo quien tome las riendas de su carrera, sin que esto signifique dejar de atender los compromisos adquiridos hasta la fecha.

Según han publicado varios medios de comunicación, fue el propio diestro cigarrero quien se lo comunicó al hasta ahora apoderado al finalizar su actuación en el Palacio Vistalegre de ayer.

Por último en un comunicado de prensa han declarado que “Ambos mantienen y mantendrán una relación de cariño más allá de lo profesional, que es la que existe y perdurará”.