Castilla-La Mancha amplía su aforo al 75% en festejos taurinos, y elimina el metro y medio de distancia entre personas.

Las noticias, taurinamente hablando en Castilla-La Mancha, son más o menos un canto a la esperanza, (En otras cosas Emiliano García-Page nos trae de cabeza y va de mal en peor) pues se amplía su aforo en plazas de toros al 75% y elimina la distancia interpersonal de metro y medio. Tan ilógica e incensaría en algunos casos.

El cortijo de Page, Castilla-La Mancha, parece liberarse un poco de las cadenas que atan su piel, pues La Junta de Comunidades, ha establecido modificaciones en relación a los aforos en los espectáculos taurinos quedando de la siguiente manera. «Todas las plazas, recintos e instalaciones taurinas podrán desarrollar su actividad siempre que cuenten con localidades preasignadas (Asientos numerados) y no se supere el setenta y cinco por ciento del aforo autorizado. Los espectadores o asistentes que estén sentados, estarán colocados a tresbolillos»

Será en lo único, o de lo poco que salga beneficiada Castilla-La Mancha con Emilio al frente. Pues otros sectores siguen con la soga al cuello, van y de mal en peor.