«Querer, es poder», una máxima empleada en aquellos casos en los que, si se pone voluntad para conseguir un objetivo, éste, se puede alcanzar. Este dicho resume a la perfección, el gran trabajo que ha realizado la Asociación Taurina El Albero de Sarrión para conseguir sacar adelante una feria taurina de máximo interés, y cuyo principal objetivo ha sido el de reactivar el sector taurino, para así, poder echar una mano a quienes peor lo están pasando en estos momentos, los ganaderos.

Hace algo más de un mes, El Albero presentó una feria taurina de las que genera ese runrún entre los aficionados. 23 fueron las ganaderías reseñadas para un total de 12 festejos del máximo nivel, pero las últimas semanas y el aumento de casos COVID en Aragón, truncaron los planes iniciales. Pese a ello, la junta directiva ha continuado peleando a capa y espada para poder sacar adelante la feria, y pese a todas las adversidades, la imposibilidad de programar festejos nocturnos y un límite de aforo 500 personas, los 23 ganaderos que se habían anunciado en un principio, estarán presentes en Sarrión. La solución ha pasado por reestructurar la feria, y reducirla finalmente a un total de 7 festejos, pero sin dejar en la estacada a ninguno de los ganaderos anunciados con anterioridad. Desafíos, especiales y concursos de ganaderías, un concurso de anillas y un concurso goyesco de recortes, componen un cartel de lujo, que se desarrollará entre los días 31 de julio y 8 de agosto, en esta localidad turolense.

Desde estas líneas, queremos mostrar nuestra admiración y agradecimiento a la Asociación Taurina El Albero, y deseamos que su feria taurina sea un éxito.