La empresa gestora de la plaza de toros de Las Ventas, Plaza 1, no tiene nada programado hasta la Feria de Otoño, con lo cual, no habrá toros el día 15 de agosto. Y lo peor, ni hay ni rumores de festejo para dicha fecha por los mentideros más fiables.

El 15 de agosto en Madrid, por ser la festividad del día de la Virgen de la Paloma, la plaza de toros de Las Ventas siempre ha llevado en su esportón una corrida de toros. Corrida que por segundo año consecutivo no tendrá cabida en la primera plaza del mundo. Una pena ¿Verdad? Una pena y una dejadez por parte de quienes manejan las entrañas de dicha plaza. La Monumental no puede estar cerrada hasta la última semana del mes de septiembre para celebrar su segunda feria más importante de la temporada, la Feria de Otoño. O mejor dicho, no debería estar cerrada.

La comodidad de Miguel Abellán, junto con la de la empresa gestora de la plaza de toros de Las Ventas, están llevando al borde del precipicio aún más al aficionado y público venteño, al mismo sector taurino, y a la misma plaza de toros. Las Redes Sociales no callan ante esta situación, y son el termómetro de lo que está sucediendo con dicha plaza de toros. Madrid, guardado las distancias con el resto de plazas de primera categoría y con todo el respeto del mundo, es el centro de referencia del orbe taurino. Por suerte, están brotando carteles sueltos y ferias en provincias, que están siendo el respirador vital de un sector con serios problemas. Enhorabuena para los empresarios valientes que están poniendo en juego su capital.

Pero volviendo al 15 de agosto y a la plaza de toros de Las Ventas, no dar un festejo en esta fecha tan significativa en Madrid, es  dar otro golpe bajo y barriobajero al aficionado y público venteño. Madrid, su plaza, su público, aficionado, su tendido 7, sus exigencias y en ocasiones intransigencias, no merecen ni esta empresa, ni este Director de Asuntos Taurinos de la CAM.

Esta situación invita a la más profunda reflexión de que el verdadero problema que tiene el sector, está dentro y no fuera con los ataques externos que recibe.