Las declaraciones incoherentes de Laura Duarte (PACMA) no se han hecho esperar sobre el accidente sucedido el sábado pasado en el concurso de recortes celebrado en Brihuega, cuando el último toro derrotó, arrancó una puerta, y tomó las calles de dicha población.

 

Laura Duarte, con estas declaraciones tan desafortunadas, pone  la vida del toro, por encima de la vida del ser humano y de dos personas que resultaron heridas por asta de toro desafortunadamente. Evidentemente, había que reducir al animal antes de que las consecuencias fuesen más graves, ya que el pueblo entero estaba de fiesta.

En defensa de las empresas, simplemente decir, que tomaron todas las medidas pertinentes para el correcto desarrollo del festejo. En esta ocasión, concurso de recortes.