Tomás Rufo, se despedirá del escalafón de novillero con picadores el día 6 de septiembre en El Casar.

Toledo, cuenta con un nuevo torero sin haberse doctorado hasta el momento. (El 11 de septiembre tomará la alternativa en Valladolid). Pero antes de doctorarse y dar el salto al escalafón superior, el novillero de Pepino, tendrá su última comparecencia el día 6 de septiembre en El Casar. Ya cada vez va quedando más atrás su debut con los del castoreño en Talavera de la Reina, y cada vez va quedando menos para su último compromiso en el escalafón, donde está siendo el dominador absoluto muy por encima de sus compañeros. Tomás lleva el toro metido en la cabeza y eso es palpable en cada tarde, que la gran mayoría las podemos contar con triunfos.

En el recuerdo nos quedaran la puerta grande en Las Ventas en 2019, la puerta grande en Toledo en el Día de la Hispanidad en 2020, o el severo puñetazo en la mesa en la Feria de San Isidro en Vistalegre en el presente año, sin olvidarnos de su paso por Córdoba o el Puerto de Santa María. Y podríamos citar unas cuantas más. Bilbao, Zaragoza y Bayona, tampoco se han resistido y le han rendido pleitesía. Rufo, está hecho para las grandes ferias.