Escasos días faltan para la vuelta de las novilladas a Benassal, a su plaza levantada de forma tradicional y conocida como “La Maestranza del Maestrazgo”, que volverá a acoger una novillada sin picadores después de casi 10 años.

Poniendo en liza el Trofeo Club Taurino “Manolo Molés” de Benassal al mejor novillero del festejo, competirán por él los novilleros Jorge Rivera,“El Ceci”, Aarón Rull y Javier Aparicio, en su debut de luces, todos ellos pertenecientes a la Escuela Taurina de Castellón, de la Diputación de Castellón, entidades colaboradoras en la realización del festejo, junto con el Ayuntamiento de Benassal. El novillero triunfador recibirá como premio un capote de la sastrería taurina Maria José, una muleta para el segundo clasificado, y el resto recibirán una ayuda y un estaquillador, favoreciento así a que continúen con su formación taurina.

Se ha levantado expectación en el apartado ganadero, con los erales de la divisa de Los Maños, que pasta en la finca “Vistahermosa” en Luesia (Zaragoza), publicitados por la empresa siguiendo una identidad y un diseño original solo para este festejo, como pueden observar. Además, se trata de la divisa triunfadora de las novilladas en la Plaza de Toros de Valencia durante las últimas temporadas, que acude con un encierro de agradables hechuras, con la seriedad propia de una novillada sin picadores, en el tipo de la casa, con nombres y reatas contrastadas, que reúne todos los ingredientes para albergar esperanzas sobre su juego.

El festejo ya se encuentra autorizado por parte de las autoridades autonómicas, y la venta de entradas avanza a buen ritmo, merced de la política de precios (entrada general por 10€) y los diversos canales de venta establecidos por la empresa, tanto con puntos de venta física en Benassal, como mediante teléfono o la plataforma online, sin gastos de gestión.

En palabras de Luis María Garrido, joven director de la empresa Tauromanagement, organizadora del festejo, “es una responsabilidad y un honor debutar en nuestra tierra, en nuestra Comunidad Valenciana, en un marco así, y ver la ilusión de la afición tanto de Benassal como de la provincia y la comunidad”. Afirma que “se ha generado interés, sin ninguna fórmula mágica más que el trabajo: promoción del festejo, cercanía y facilidades para el aficionado, calidad en la ganadería y apuesta por los chavales de la tierra.” Finaliza Garrido afirmando que “ojalá sea el principio de muchos años organizando una novillada en este municipio, que rezuma afición y amor al toro bravo, y que nos ha acogido con los brazos abiertos, disfrutando también nosotros de su forma de entender y venerar al toro en todas sus facetas”.