Decepcionante corrida de Santiago Domecq la que ha salido esta tarde en la Maestranza a pesar de ser como una de las ganaderías predilectas por el aficionado a día de hoy por su buen año. La terna se topó con una corrida imposible para el triunfo pero en la que sobresalió el momento de capacidad y seguridad que atraviesa Daniel Luque exprimiendo todas las embestidas de sus dos antagonistas y logrando principalmente el lucimiento en su segundo al que debió cortarle la oreja pero que se quedó en vuelta al ruedo por la cicateria presidencial. Rafa Serna se llevó el mejor ejemplar, sin ser un súper callase, pero se movió y tuvo emoción aunque también teclas que tocar. Serna estuvo correcto y dispuesto y la espada le privó de mayor repercusión. Urdiales se fue inédito al no tener ninguna opción con el lote.

Buena presentación el primero de Santiago Domecq, ‘Destacado’ de nombre, que fue un toro noble, clase, fácil para andar con él pero sin emoción. Urdiales lo cuidó en los primeros compases de la lidia y llegados a la muleta realizó una faena aseada y correcta, sin que hubiese nada compacto pero sí detalles de torería, naturalidad y buen gusto sobre todo en los remates. Lo mejor llegó en las postrimerías de la faena cuando Urdiales obligó más al toro en redondo con pases profundos y ligados. Gran estocada. Ovación.

Buen recibo capotero de Daniel Luque al segundo de la tarde. ‘Sementero’ embistió con franqueza y emoción gracias al buen hacer de Luque, quien dejó cuatro verónicas de enjundia, llenas de estéticas y verdad, que fueron rematadas con una buena media. Pinturero estuvo el de Gerena en el quite con unas cordobinas muy reposadas y con gusto soltando el capote a una mano para rematar. Se acabó el toro al llegar a la muleta. Embestidas mortecinas, enclasadas, pero sin decir nada. Luque anduvo sobrado. Lo intentó todo y se montó encima del toro dejándose llegar los pitones a la barriga demostrando su gran sitio delante de los toros. Poco lucimiento pudo haber. Gran estocada de efecto fulminante. Ovación.

Serio comportamiento tuvo el tercero de la tarde, el mejor hecho de todo el encierro. Rafa Serna se lució con él con un buen recibo a la verónica saliéndose a las afueras con él. El de Santiago Domecq no fue fácil, tenía muchas teclas que tocar y no daba dos embestidas iguales. Serna estuvo centrado y poderoso llegando lo mejor al principio con dos tandas en redondo ligadas y con profundidad que hicieron sonar los acordes de Tejera. Después el toro perdió fuelle por el izquierdo y la faena fue a menos. Serna demostró que está en buen momento y cuya progresión va en ascenso. Dos pinchazos, menos de media y descabello. Ovación.

Urdiales desplegó su capote para lancear con ritmo, compás y armonía al cuarto de la tarde, serio y voluminoso con una capa flor de gamón preciosa. Fueron un ramillete de verónicas con el mentón hundido en el pecho, cargando la suerte y una media abelmontada de bella factura. El toro se fue apagando como una vela durante la lidia llegando a la muleta casi sin llama. Urdiales lo intentó pero nada pudo hacer. Pinchazo y estocada. Silencio.

Buen aire de Luque con el capote en el recibo al quinto. El único negro del encierro, despegado del suelo. Dejó dos lapas muy ajustadas y templadas que fueron jaleadas por los tendidos. Con la muleta lo exprimió el de Gerena y despertó al público del letargo en el qque estaba sumida la tarde. De menos a más Luque fue construyendo una faena de poder y capacidad que fue más para aficionados que de público. Obligó al toro a seguirla por abajo, humillado y con mucho temple. Con la zurda dejó naturales muy entregados, dándole el pecho y cruzándose al pitón contrario. Con la diestra dominador de la situación, muy por encima, entregado y rotundo. En figura, aguantando miradas muy incómodas y parones. El toro informal, tiene mucho que agradecerle el ganadero al torero. Se pegó un arrimón importante en las ‘luquecinas’ finales. Media estocada. Vuelta al ruedo tras petición.

Toro con muchos kilos, 629, el último al que le costó desplazarse con ritmo y buen aire. Se paró pronto el de Santiago Domecq. Rafa Serna se fue inédito con el capote y poco pudo hacer con la muleta solo demostrar sus ganas. Estocada. Silencio.

Ficha técnica:

Plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla. Feria de San Miguel. Cuarta de abono. Menos de media plaza del aforo permitido.

Toros de Santiago Domecq. 1º noble sin emoción, 2º sin fondo, 3º complicado, 4º sin fondo, 5º informal y 6º sin fondo. 

Diego Urdiales. Ovación y silencio.

Daniel Luque. Ovación y vuelta tras petición.

Rafael Serna. Ovación y silencio.