Por fin la lluvia daba una tregua en Castellón y veinte de los mejores recortadores del panorama actual podían verse las caras frente a la espectacular corrida de toros de Fuente Ymbro que la empresa Toropasión había reseñado para tal ocasión en la temporada de su vigésimo aniversario. Comenzaba la mañana guardándose un minuto de silencio en honor del mayoral de José Vicente Machancoses – quien apenas unas horas antes había perdido su vida en las astas de un toro de su ganadería – y también de Juan Gabriel Sánchez – mayoral de Pilar Población y hermano del recortador David Sánchez -. Descansen en paz ambos.

Antes de romper plaza, también se quiso rendir homenaje a Raúl Moreta, quien debía estar presente en este concurso de La Magdalena, pero que lamentablemente cayó herido en Valencia. Abría concurso el de La Seca, Eusebio Sacristán «Use», que realizó tres buenos recortes en los medios, tragando y midiendo mucho. Aarón Grande comenzó con un impresionante quiebro de gran mérito aguantando mucho por el pitón derecho. Cambió de terrenos para su segundo quiebro, que brindó a su amigo Moreta, y ahí lo templó con mucha clase. Pero sin duda el más ajustado y vistoso fue el tercero, con el toro viniéndose arriba. Iván Sánchez dio un ajustadísimo quiebro del paso atrás en su primer encuentro con el de Fuente Ymbro. Repitió suerte en segunda ronda, cogiéndolo más en corto, y ahí el toro apretó rozándole la pierna. Cerró su participación el de Teruel con un buen reverso. El madrileño Paquito Murillo dio todo un recital con su repertorio de saltos con un sobrado tirabuzón, un precioso barani y un clavado salto del ángel.

El segundo de la mañana era más bajito y mejor hecho, y tenía un pitón derecho que quitaba el hipo. Se fue de rodillas en el tercio Dani Plata en su primera suerte, y recortó con suficiencia saliendo de dentro a fuera en sus dos suertes restantes. Javi Daganzo basó su actuación recortando con mucha clase por el izquierdo, por donde humilló mucho el de Fuente Ymbro buscando los tobillos. Cristian Blanco quebró en los medios en su primera suerte, pero el toro no obedeció y no pudo ser del todo lucido. El de La Vall d’Uixó optó por recortar por el pitón izquierdo en segunda y tercera ronda, ante las dificultades que presentaba al quiebro. Puso la plaza en pie Manuel Zafra en su primera ronda con un impresionante quiebro de rodillas en el que el toro le arrancó el pantalón. Marcó muy pronto para después aguantarlo mucho y muy despacio en su segundo quiebro, y el tercer encuentro fue más deslucido, con el toro ya más parado.

Presentación inmejorable lucía el tercero de Ricardo Gallardo. Bajito, rematado por donde lo mirases y con unas hechuras perfectas, que no fallaron. Se presentó en Castellón Óscar Hernándiz, que recortó en sus dos primeras suertes, pero no terminó de encontrar el acople que requería el de Fuente Ymbro. Cerró actuación con un buen salto del ángel al hilo de las tablas. Al más puro estilo de la calle recortó Dani Martínez, destacando su última suerte dándole mucho aire. Por el izquierdo fue el zamorano Tororo, que fue entendiendo al animal conforme avanzaba la lidia y que cuajó una actuación muy torera. Comenzó su actuación José María Carreras ‘Misu’ aguantando hasta el final para medir la franca embestida que traía el toro. Intentó acoplarse en su segundo recorte ante la calidad superior que tenía el toro, pero que quizás no era la mejor condición para el lucimiento de los recortadores. Cerró grupo el reciente campeón de las Fallas con un gran recorte de poder a poder.

Al cuarto grupo le tocó en suerte «Comisario», al que Pablo Martín ‘Guindi’ recortó por el izquierdo fiel a su concepto. Tiró de raza el de la Pedraja del Portillo y aguantó hasta la extenuación en un gran tercer recorte en el que a punto estuvo de llevárselo por delante. Destacar el gran quite que realizó el director de lidia, muy atento toda la mañana. Fue por el derecho el Peta con mucha clase y provocando mucho al toro para ajustarse en el embroque. Dio un gran segundo recorte aprovechando una buena arrancada del toro, demostrando lo claro que lo ve; pero realmente magistral fue su último recorte, en el que supo entender a la perfección lo que requería el animal y le dio un auténtico viajazo. El aragonés César Grasa se lució al recorte saliendo desde el tercio y con muy poco espacio. Destacó especialmente el tercero, en el que arrancó desde el estribo y ahí apretó mucho el toro, llegando incluso a herirle en el brazo. Rober Alegre llegaba a Castellón en un gran momento y quiso ponerse por delante al toro para intentar ajustar sus humilladas embestidas, recortando en sus dos primeras intervenciones. Cerró actuación con un precioso y sobrado tirabuzón el valenciano.

No se lo pensó El Peque y se fue de rodillas en el tercio para abrir grupo. Costaba mucho cerrarlo en tablas, y el veterano recortador argandeño optó con buen criterio recortar en los medios. Tiró de corazón y en tercera ronda volvió a irse de rodillas aprovechando una arrancada del toro al hilo de las tablas. Otro que tampoco se lo pensó fue Gomina, que con los toriles a las espaldas y en los mismos medios, dio un quiebro de rodillas en el que a punto estuvo de echarle mano. Tuvo que recortar en su segunda y tercera intervención el de Onda, aunque dio a entender que eso no era lo que llevaba en su cabeza. El salmantino Arturo Tapia comenzó su actuación con un buen tirabuzón en los medios, siguiendo con un aseado salto del ángel y poniendo el broche de oro con un tirabuzón saliendo de las tablas. El joven valenciano Javi Hernándiz recortó en sus dos primeras rondas, y sorprendió echándose de rodillas para cerrar la fase clasificatoria.

Clamorosa fue la ovación que recibió el impresionante toro de la final. Un toro serio, de manos cortas y con unos espectaculares pitones. Abrió la final el turolense Iván Sánchez con su particular quiebro del paso atrás en el que lo hizo muy bien el toro. Se le cruzó mucho en su segundo quiebro y pasó rajando el pantalón del de Gea de Albarracín. No menos ajustado fue el tercero, para culminar una grandiosa actuación. Manuel Zafra se presentaba en la final con un despacioso quiebro en los medios, y estuvo muy torero con un templado semáforo en su segunda suerte. Menos lucido pudo ser su tercer quiebro, pero se pudo quitar la espina el castellonense tras su cogida con los toros de Victorino en esta misma plaza. Misu aguantó andando la embestida del toro para arquearse y pasarse muy cerca al de Fuente Ymbro en sus tres recortes, poniendo todo lo que le faltaba al animal. Con toda la intención del mundo, se lo puso con la puerta de toriles a las espaldas el de La Vall para ver si ahí le apretaba más el toro, y pudo finalizar su actuación con un buen recorte. César Grasa se fue a los mismos terrenos que en la fase para recortar. Se lo pasó muy cerca el de Mediana de Aragón, que estuvo muy firme durante toda el concurso. Destacó su último recorte de la final. Otro que también se pasó cerca al toro de la final, dándole el pecho de rodillas, fue El Peque en sus dos primeras rondas, pese a que el toro no terminaba de entregarse. De raza va sobrado el de Arganda, que se fue nuevamente de rodillas para rematar la final.

El resultado final fue el siguiente:
1° Iván Sánchez
2° José María Carreras ‘Misu’
3° César Grasa
4° Manuel Zafra
5° David Ramírez «El Peque»

Fotografías: Carlos Bernabé (Toropasión)