Sánchez Vara corta 2 orejas en su encerrona francesa con los de Prieto de la Cal

La encerrona de Javier Sánchez Vara con seis astados de Prieto de la Cal en Vauvert (Francia) no tuvo el éxito esperado.  La tarde fue de manera general deslucida aunque hubo detalles de calidad como la presentación de los toros, los arranques desde lejos y con franqueza y el ritmo de los seis toros hacia el caballo.

También destacó los capotazos suaves con el último, los tercios de banderillas del primero y cuarto, el quiebro por dentro con el sexto, el salto a la garrocha de El Peque, la serie de naturales con el cuarto o los derechazos con el último.

Pero faltaba especias en el plato, por ejemplo una mayor afluencia de público, caballos más ligeros, un mejor puyazo al segundo de la tarde, toros con más fuerza, pero ¿Así es el toreo no?
Plaza de Toros de Vauvert (Francia)
Un tercio de entrada.

Javier Sanchez Vara : ovación con saludo, silencio, silencio, oreja, silencio, oreja.

Incidencias: hubo 14 encuentros con el caballo.

 

Julie Berad

Rui Fernandes, Diego Ventura y Lea Vicens se reparten 9 orejas y 1 rabo en la última de Osuna

La Plaza de Toros de Osuna cerró su Feria con una triunfal corrida de rejones en la que se repartieron un total de 9 orejas y un rabo, y en la que el público vibró con los toros de la Castilleja y los rejoneadores Rui Fernandes, Diego Ventura y Lea Vicens.

Rui Fernandes estuvo muy técnico con el primero de la tarde. Un toro manso que a medida que fue transcurriendo la faena era cada vez más difícil sacarlo de su refugio de tablas. Sacó técnica y oficio el portugués que ha estado por encima de su oponente. Acertó con el rejón de muerte y cortó una oreja tras la petición del público.

El segundo de la tarde le correspondió en suerte a Diego Ventura, sin duda el que más calentó al público en sus dos toros. El de la Castilleja también manseó pero tuvo mayor fijeza que el primero de la tarde aunque un menor recorrido. Ventura puso lo que le faltó al astado, pisó unos terrenos muy comprometidos con su cuadra y puso al público en pie, tanto es así que tras acabar con la vida de su oponente el público pidió con insistencia las dos orejas que la presidencia concedió.

El tercero de la tarde, para la rejoneadora francesa Lea Vicens, fue el que tuvo más motor de la primera parte de la corrida. La rejoneadora tuvo una actuación un tanto atropellada, y es que falló en varias banderillas y no consiguió entender al toro, sobre todo en las distancias que le pedía el animal. A pesar de ello, el público envuelto en el júbilo festivo le pidió la oreja con fuerza.

El segundo de Rui Fernandes, cuarto de la tarde, ha sido un toro con temple en el galope, que ha permitido al rejoneador luso estar más a gusto a lo largo de su lidia. Se notó una mayor soltura en las riendas fruto del disfrute con el que ha toreado sobre sus monturas al astado de la Castilleja. Tras un rejón de muerte efectivo que dejó al toro sin puntilla cortó las 2 orejas.

Sin duda la faena de la tarde la desarrolló Diego Ventura al quinto de la tarde. Se nota que el de la Puebla del Río se encuentra en un momento sensacional con una cuadra perfectamente domada que hizo las delicias del respetable. En cuanto al toro hay que decir que fue de menos a más sacando fondo y permitiendo hacer la faena espectacular de principio a fin. Destacó Ventura con el caballo «Dólar» que como es habitual le quitó las riendas al caballo y toreo como acostumbra. Dejó un rejón de muerte arriba pero no fue suficiente para que el toro cayese teniendo que usar el descabello cortando los máximos trofeos.

Con el sexto de la tarde Lea Vicens tampoco supo dar con la tecla del astado para poderle sacar una mejor faena. Falló con el rejón de salida, en las banderillas tuvo una actuación correcta sin verse comprometida y luego falló con el rejón de muerte. El público le pidió la oreja y acompañó a sus compañeros a hombros.

Plaza de Toros de Osuna.

Feria de Mayo. 2º de abono. 3/4 de aforo.

Toros de la Castilleja

Rui Fernandes. Oreja y 2 orejas.

Diego Ventura. 2 orejas y 2 orejas y rabo.

Lea Vicens. Oreja y oreja.

Incidencias: La corrida comenzó 20 minutos tarde.

 

Sergio Maya y Juan Luis Muñiz.

Ginés Marín y Fermín Bohorquez triunfan en la concurso de los Barrios

Corrida concurso en la localidad de Los Barrios, (Cádiz) atractiva, y con atractivo, con media entrada en los tendidos, para ver la integridad de todos los tercios. El Cid, Manuel Escribano y Ginés Marín hicieron el paseíllo, ante el deleite de otro tipo de aficionado, demandante del protagonista principal, y materia prima de la tauromaquia.

Manuel Jesús El Cid, abrió tarde con un toro de Murube, muy en tipo pero rajado y muy mirón, Tomó dos puyazos. Sabia lo qué dejaba  atrás sobre todo por el pitón derecho. El torero, muy por encima del toro, lo mató de dos pinchazos y estocada. Ovación para el de Salteras y silencio el toro.

Manuel Escribano, se las vio con su primero de Fermín Bohórquez. Toro bien hecho, bajo, de cara acarnerada. El toro embistió bien en el capote. En el caballo tomó dos puyazos. De extraordinario temple y fijeza donde Escribano  pudo torear parando el tiempo. Tres pinchazos y descabello para acabar con el burel. Vuelta para el toro y gran ovación para el torero.

Marín se las vio con un toro serio de Torrestrella qué tomó dos varas. Brillante  con el capote parándolo por verónicas y quite de frente por detrás. Dos pares buenos de Carretero pusieron al público en pie. Buen toro por los dos pitones con transmisión en el último tercio. Gines solvente con la muleta. Estocada sin puntilla para cortar las dos orejas. Ovación al toro en el arrastre.

El segundo de El Cid, toro El Torero qué apretó por dentro en el capote. Tomó dos puyazos cumpliendo. En la muleta, buen inicio de faena pero el toro nunca humilló por ninguno de los dos pitones e incluso con peligro por el pitón izquierdo. Estocada entera y descabello. Arrancó la oreja El Cid. Silbidos para el toro en el arrastre.

El segundo de Escribano, un toro de Torrealta, castaño, gordo, nulo en el capote, tomó dos puyazos. Al toro había que citarlo muy de corto. Arrimón para cerrar faena y estocada sin puntilla. Oreja para el de Gerena y pitos para el toro en el arrastre.

Marín cerraba la tarde con el de La Palmosilla. Basto el toro y enterándose. Tomó dos puyazos. En la muleta varías coladas por ambos pitones con el torero tragando consiguió muletazos sueltos por el pitón derecho en una faena de apostar mucho. Pinchazo y estocada sin puntilla. Petición de oreja denegada y silencio para el toro en el arrastre.

Los premios fueron al mejor toro «Numeroso» de Fermín Bohorquez, mejor torero Ginés Marín, mientras que el premio al mejor picador ha quedado desierto.