Galdós recoge el premio al triunfador de la Feria de San Martín de Valdeiglesias

El matador de toros peruano Joaquín Galdós ha recogido el premio como triunfador de la Feria de San Martín de Valdeiglesias de 2017, un trofeo concedido por el club taurino San Martín Fernando Rivera.

El premio fue entregado por la alcaldesa de la localidad madrileña, Mari Luz Lastras, en una cena de gala celebrada el pasado viernes.

El torero peruano recogió el premio al triunfador de la feria del año pasada tras cortar cuatro orejas ante una corrida de Fernando Peña, la tarde del 10 de septiembre.

Galdós agradeció a los miembros del club taurino por este premio y a todos los aficionados que se había dado cita durante esta cena. “Es bonito recoger premios que reconocen un triunfo tan importante como el del año pasado en esta plaza. Fue una tarde muy completa y en la que estuve en un buen nivel. Esperemos que este año vuelva a torear en esta plazas y puede revalidar un triunfo tan relevante como el de la temporada pasada”.

También fueron premiados el matador de toros Juan Bautista, autor de la mejor faena y mejor estocada; el hierro de Baltasar Ibán se llevó el premio a la mejor ganadería y al mejor toro.

El subalterno Raúl Mateos se llevó el premio al mejor par de banderillas y el picador Borja Lorente, el de mejor Puyazo.

El periodista Fernando Fernández Román también fue reconocido por su trayectoria profesional en la información taurina.

El Cordobés, herido en Motril


Tal y como contábamos esta mañana desde la Plaza de Toros de Motril, Manuel Díaz ‘El Cordobés’ fue herido durante la lidia del segundo de la mañana, posiblemente al clavarse un arpón de las banderillas.

Aquí pueden leer el parte facultativo del diestro:

«Durante la lidia del segundo toro, resulta atendido en esta enfermería el matador de toros Manuel Díaz «El Cordobés» que presenta una herida contusa con scalp cutáneo del dorso del dedo índice de la mano izquierda con arrancamiento y sección del tendón extensor a nivel de la tercera falange. Explorado y tratado con antisépticos se decide su traslado al Centro Hospitalario Especializado para seguir con tratamiento definitivo». Jefe de Servicio Médico-Quirúrgico Dr. Pablo J. Torné Poyatos.

CRÓNICA DE VISTALEGRE. Toñete, Téllez y Romero tocan pelo con la de El Parralejo

Y pudieron salir los tres en volandas, pues los de El Parralejo, sin hacer un derroche de casta, fueron nobles y opciones. Pero la espada en ésta ocasión al buen hacer de Toñete, Tellez y la debutante Rocío Romero, les jugó una mala pasada. ¡La película es otra cuando los aceros entran! Pero la suerte suprema, es así de caprichosa.

Toñete, tuvo que argumentar y justificarse con el primero de la tarde, que no salió sobrado de fuerzas. Para recibirlo, lo hizo con un ramillete de verónicas sacando los brazos. En el caballo, el de El Parralejo, tocó fondo, y desde ese momento, mantener al animal en pie con cierto decoro, fue la misión de Antonio Catalán. El novillo, ante la muleta del novillero, iba y venía sin más. Eso sí, el respetable le coreó la disposición y las formas. De uno en uno y sin transmisión, fue lo sucedido en el último tercio. Dos pinchazos y estocada casi entera.

Empaque, estética y técnica puso Toñete al servicio del respetable ante el cuarto y basto novillo. De embestida descompuesta y desigual el de El Parralejo, fue lo qué le ofreció al novillero. En el caballo, pues… Antonio Catalán, estructuró prácticamente toda la faena por el pitón izquierdo, dándole mucho sitio al animal y atacando al final de la misma por el pitón derecho. Estocada.

Mano baja, profundidad, temple y ligazón, fueron claves de Téllez ante el buen segundo de El Parralejo. Con el capote, estuvo aseado al recibirlo por verónicas. El novillero, al ver la condición del animal, pidió que se midiese el castigo. El brindis al respetable, fue la antesala de una faena  argumentada con el toreo fundamental por ambas manos, haciendo de igual manera un alarde de valentía, que cerró con una serie de bernadinas. Quizá pecó en el último tramo de la faena, de apretar demasiado al novillo, cuando el animal ya pedía un ritmo más lento con la muleta. Su fallo con la espada, le privó de pasear la primera oreja.

Téllez con el quinto, demostró su fácil manejo con el capote. Recibo por verónicas y quite por chicuelinas para calentar al respetable, aprovechando la franca envestida del animal. (Entre medias un tercio de varas sin historia ni lucidez) Temple y corrección, fue lo que pudo mostrar Téllez, ante las sosas embestidas del animal por la falta de casta y de fuerza, sin tener trascendencia en los tenidos. Apuntes y maneras por ambos pitones en una faena larga en el tiempo, pero al mismo tiempo sin contenido. Estocada tras pinchazo, que le valió para cortar una oreja por el conjunto de la tarde.

«Pamplonica» bajo y bien hecho, fue el novillo del debut con picadores de Rocío Romero, al cual recibió con un buen ramillete de verónicas sacando los brazos. En el tercio de varas, el novillo cumplió sin más, pero el momento comprometido vino en el tercio de banderillas trás perder los pies Roberto Ortega, y quedar bajo las patas del animal por lo menos 15 segundos interminables. «Pamplonica» tenía teclas para tocar, y Rocío las tocó por ambos pitones ante la descompuesta embestida del animal, teniendo que provocar su arrancada para meterlo en la muleta, y de esta manera conseguir intentar torear en redondo, y conseguido en ciertos momentos calentando de esta manera al respetable. Estocada

El sexto, de querer humillar y entregarse, pegó dos volteretas. Una en el saludo de recibo de Rocío, y otra tras salir del encuentro con el caballo (Cosa que merma las facultades de los animales) Con todas y con esas, la debutante estructuró una faena por ambos pitones, sobre todo por el izquierdo de mucha entrega llegando de manera considerable al respetable. Más por la vía del ímpetu, que de la técnica y estética, (pero toreando lógicamente), Romero se metió al aficionado en el bolsillo.

FICHA DEL FESTEJO:

Plaza de toros de Vistalegre, con casi media plaza.

Novillos de El Parralejo, manejables y nobles en líneas generales, destacando el segundo.

Toñete. Ovación con saludos y oreja

Ángel Téllez. Palmas y oreja

Rocío Romero. Oreja y palmas

«Piñonero», de Peñajara de Casta Jijona, es el II Toro del Milagro en Illescas

Ante un salón lleno y un público expectante, la Asociación Taurina Surte y al Toro, presentaba en la mañana de hoy en la Casa de la Cultura de  Illescas, y ante una gran ovación por parte de los presentes, «Piñonero» el II Toro del Milagro.

 

«Piñonero» de la ganadería de Peñajara de Casta Jijona, es el elegido para hacer las delicias de los aficionados al festejo popular día 9 de marzo a las 22:30 horas, en la plaza de toros de Illescas, que será soltado a cajón. Serio, enseñando las palas de los pitones, recogido de vientre y alto de manos. Sardo…¡Una pintura de toro sin duda alguna! y con la particularidad de llevar la sangre de uno de los encastes fundacionales de la cabaña brava, siendo uno de los tesoros en extinción hoy por hoy, dentro de la misma.

Su juego o comportamiento dentro de los festejos populares, pues…Un toro simplemente muy listo, y que no perdona. Rápido y con acometividad, dando un gran espectáculo en la calle o plaza, trasladándolo al tendido.

Historia:

 

La formó en 1908 don Victoriano Angoso con reses de Veragua y Oñoro, añadiendo en 1910 y 1912 sementales de Saltillo. Posteriormente fue aumentada con reses de Santa Coloma. En 1932, una parte fue vendida a don Rogelio del Corral, que le agregó vacas y sementales de don Arturo Sánchez Cobaleda. En 1951 la adquiere don Higinio Luis Severino. En 1973 la compra a su vez don Manuel Rueda Morales, que varía el hierro y elimina todo lo anterior anunciando “Peñajara”. En 1977 compra vacas y sementales a los Herederos de don Baltasar Ibán procedentes de Contreras. En 1984 varía el hierro por el que se utiliza actualmente y amplía con otro lote de Ibán, ampliando nuevamente en 1990 con otro lote de vacas y sementales de la misma procedencia. En 1997 es adquirida por Rulai, S.L., actual titular de la ganadería.

Árbol genealógico.

CRÓNICA DE MOTRIL. Éxito de premios y entrada en el festival de Motril.

El festival de Motril, que abría la temporada taurina de Granada, y era a beneficio de AECC, contó con el rejoneador Diego Ventura, y los toreros Manuel Díaz ‘El Cordobés’, David Fandila ‘El Fandi’, Cayetano Rivera, Alberto López Simón y Antonio Ganivet, con novillos de Soto de la Fuente y Los Azores, se cortaron 10 orejas y dos rabos, y contó con una magnífica entrada.

Con algo de retraso debido a la gran cola formada en la puerta de acceso a la plaza, salió el primero de la mañana, con el hierro de Soto de la Fuente. Diego Ventura consiguió encelar al primero a lomos de Oro, clavando los primeros rejones. Sacó Diego a Fino para las banderillas mientras comenzaba a sonar Tercio de Quites interpretado por la banda de música. El novillo, sin mucha clase pero sí fuerza ayudaba en los encuentros, y Diego con su toreo y doma enganchó a un público entregado desde el inicio de la faena. Con Bronce clavó banderillas arrimando mucho los lomos del caballo a los pitones del de Soto de la Fuente, que ya iba apagándose. Con Dólar volvió a colocar el ya clásico par sin bocado, y fue Remate el elegido para cumplir con el rejón de muerte, certero y eficaz, que hizo que el primero de la mañana cayese sin puntilla. Dos orejas y rabo para Diego Ventura.

Manuel Díaz ‘El Cordobés’ recibió al primero de Los Azores con verónicas templadas, sufriendo el novillo un calambre en la pata izquierda y perdiendo las manos en el encuentro con el caballo.
Ya con la muleta, lo recibe pegado a tablas, sacándolo en recto a los medios, terminando la primera tanda con un pase del desprecio. Una segunda tanda más lenta por el pitón derecho, a pesar de la dificultad del viento que en ese momento se levantaba. En la tercera, muy larga, el novillo demostró la clase que tenía, humillando abajo en cada pase. Con pases ayudados siguió la faena, llevando largo al novillo, y recibiendo los aplausos del respetable. El novillo, algo mirón y Brisco en la arrancada, le dio un golpe en la mano, haciéndole daño y rompiendole a Manuel un tendón y la uña de la mano izquierda, que sangraba en exceso, pero no impidió continuar la lidia. Pinchó dos veces por el dolor que le profería el tendón al entrar a matar, pero cayó el novillo. Una oreja que no pasea y se marcha a enfermería.

Con una larga cambiada de rodillas y ramillete de verónicas paró David Fandila ‘El Fandi’ al tercero. Por chicuelinas lo llevó al caballo, y tras la suerte de varas, David quitó por chicuelinas de nuevo. Colocó tres pares de banderillas con los colores de Granada, y puso en pie a los más de tres cuartos de público. De rodillas comenzó con la muleta, sacándolo a los medios con naturales y algún molinete. Se quedaba corto en algunos muletazos el novillo, que se venía a menos en cada pase. Le dio una tanda muy lenta y preciosa por el pitón derecho, y el novillo tenía cada vez menos recorrido y fuerza. Lo intentó el granadino por el pitón izquierdo, pero tampoco le servía el novillo por este pitón. Lo llevó muy lento toda la faena, muy cosido a la muleta y sin dejarle espacios. Faena larga, elegante y de clase de David Fandila ante un novillo sin fuerza ni casta. Pidió más música y siguió dando molinetes, circulares y naturales lentos. Estocada en su sitio, y corta dos orejas y rabo.

El cuarto salto al ruedo tras regar el albero, y Cayetano lo recibió por verónicas. Tras pasar por el caballo, quitó por delantales muy lentos. El aire dificultó el inicio de faena de muleta, donde el sevillano además se encontró con un novillo que perdía las manos y se caía. Por el derecho consiguió darle unos derechazos lentos, llevándolo muy despacio y suave. La siguiente tanda por el izquierdo sí se iba más largo, pero acusaba la fuerza. Perdía repetidamente las manos delanteras y estaba algo descoordinado este cuarto. Cayetano tiró de clase, sabiduría y arte para exprimirlo al máximo, dejando tiempo y espacio en cada pase, dejando pases muy diversos, afarolado incluido. Asestó una estocada eficaz, y cortó una oreja.

Alberto López Simón recibió por verónicas a pies juntos al quinto. Hizo el quite por chicuelinas muy ajustadas. Tras brindar en los medios, comenzó con naturales y pases de pecho sacándolo a la raya del tercio. Con más fuerza que los anteriores novillos, cabeceaba a pesar de que el madrileño intentaba que bajara la cara en cada muletazo. Una segunda tanda de naturales largos y profundos y una tercera algo más atropellada. Se arrancaba de lejos y con bravura este quinto del día. Toda la faena la hizo Alberto en dos metros cuadrados, sin moverse, dejando muletazos de mucha clase. Se lo saco por detrás, y siguió dándole derechazos largos y bonitos, con alguno de pecho intercalado, siendo jaleado por el público. Comenzó a pararse el novillo, que miraba mucho además, pero López Simón seguía en las suyas dando pases y dominando al animal. Majestuosa faena de un Alberto López Simón que demuestra por qué es figura del toreo. Circulares largos, lentos, con las botas clavadas al suelo, sin moverse ni dos centímetros, aunque la pala del pitón esté tocándole el muslo. Estocada algo trasera, y el de Barajas cortó dos orejas.

Salió el sexto, para Antonio Ganivet, que lo recibió por verónicas y quitó por chicuelinas. Brindó a David Fandila, y con la muleta, lo sacó despacio al tercio, con los consejos desde el burladero de El Ruso y José Antonio Cejudo ‘Güejareño’. Una tanda llevándolo muy largo y otra más pausada, donde el de Santa Fe se gustó. El viento molestó en la siguiente tanda, por el pitón izquierdo. De nuevo en el derecho, le dio tres derechazos y dos circulares. Se apagó el novillo en el centro y Ganivet se marchó a por el estoque. Media estocada agarrada y muy perpendicular, y corta dos orejas.

Ficha del Festejo:
Plaza de Toros de Motril. Más de tres cuartos de plaza. Novillos de Soto de la Fuente para Diego Ventura, y Los Azores para el toreo a pie.
Diego Ventura, dos orejas y rabo.
Manuel Díaz ‘El Cordobés’, oreja.
David Fandila ‘El Fandi’, dos orejas y rabo.
Cayetano Rivera, una oreja.
Alberto López Simón, dos orejas.
Antonio Ganivet, dos orejas.

Francisco Urbano / @franurvargas