Roca Rey revienta Bilbao con una tarde heroica

por | Ago 25, 2022

Roca Rey revienta Bilbao con una tarde heroica

Bilbao se rindió a las plantas de Roca Rey en la sexta de las corridas generales de este 2022. La capacidad del peruano está fuera de toda duda y es que la plaza registró la mejor entrada de los últimos años y terminó coreando el nombre de Roca Rey al unísono entrando desde hoy en el torero predilecto de Bilbao junto a Ponce y Juli, y es que el peruano estuvo cumbre. Se marchó con tres orejas de verdad sin poder salir a hombros ya que fue feamente cogido por el tercero de la tarde. Con el tercero demostró un valor y una firmeza descomunal y con el sexto un toreo profundo y largo que calló bocas acerca de su forma de torear. Con la espada dos cañones.

A pesar de Roca Rey la tarde tuvo un pico muy alto con la actuación del Juli que desarrolló todo su magisterio con dos toros nada fáciles pero con buen fondo al que el madrileño les enseñó a embestir. El mejor lote, sin embargo se lo llevó Manzanares aunque no se terminó de acoplar con ellos.

Abrió la tarde ‘Frenoso’, un toro alto, castaño y de gran volumen, al que le faltó celo y emoción. El Juli se inventó una faena cuando parecía que nada iba a pasar. De menos a más. Sobó al toro, conjugando terrenos, distancias y alturas a la perfección con un temple exquisito. Sobresalió en redondo en una tanda de ligazón y gran acople. Al natural también hubo pasajes de Bella factura. El madrileño muy por encima del astado de Victoriano del Río. Media estocada. Ovación tras aviso.

‘Estirado’ evidenció de salida que no estaba sobrado de fuerzas pero poco a poco fue sacando su casta y se fue viniendo arriba permitiendo el lucimiento en el tercio final. Manzanares cuidó al buen presentado de Victoriano en los primeros tercios. Con la muleta la faena fue de más a menos. Hubo dos sensacionales tandas en redondo con profundidad, mando y empaque. El toro transmitía emoción e importancia y el alicantino mucho poder y estética. Muletazos encadenados, que hacían presagiar una gran obra. Sin embargo al pasar a la zurda no hubo ese entendimiento que hubo con la diestra. Al volver al toreo en redondo todo fue a menos y Manzanares no consiguió elevar el nivel artístico. Pinchazo y estocada. Ovación tras aviso.

Poco duró sobre el ruedo negro de Bilbao ‘Impuesto’. Salió cojeando de los cuartos traseros y tras saludarlo Roca Rey asomó el pañuelo verde del palco presidencial. En su lugar salió ‘Jabaleño’, con más de 600 kilos de peso, que no lo puso fácil. Sacó las dificultades de la casta, sabiendo lo que se dejaba atrás y sin entregarse en ningún momento. Roca Rey salió a ‘revienta caldera’ desde que cogió la muleta. Estatuarios sin enmendar la figura. Pasándoselo muy cerca. Mirando a los tendidos. Después demostró su poder en redondo. Le dio distancia para que el de Victoriano se los tragara con la inercia. El del Perú bajó la mano y le obligó a seguirla. Solo girando talones, la muleta en la cara. Por el izquierdo se agrió, soltó la cara, miraba y reponía. Aún así se puso y consiguió un natural en el que el toro la siguió humillando. Fue defendiéndose en toro y Roca acercando las distancias. Un final con dos circulares invertidos volvieron a subir la faena. El cierre por manoletinas muy ajustadas tuvo emoción y también la desafortunada voltereta, muy fea, a Roca Rey. Voló por los aires al rematar la serie con un pase por la espalda que no salió. Al reponerse volvió por el mismo palo para poner al público en pie y demostrar que ostenta el cetro del toreo. Gran estocada. Oreja con fuerte petición de la segunda.

El Juli se reencontró con otro ‘Cantapajaros’ en su carrera para dejar otra obra importante en su dilatada trayectoria en la arena negra de Bilbao. El toro fue de menos a más, haciéndolo todo por abajo y embistiendo con mucha vibración. Bajo una manta de agua El Juli aprovechó al toro y potenció sus virtudes, y es que el madrileño mejora las embestidas de todos los toros que pasan por sus telas. Bordó el toreo al natural con pases profundos, templados y ligados. Por la diestra fue más bronco, no tenía tanto recorrido y soltaba la cara. El Juli lo metió en la canasta gracias a su oficio y poderosa muleta hasta dejar una gran tanda por ese pitón al final de faena. Le dejaba la muleta en la cara hasta acabar el muletazo, alguno hasta hacer un ocho con él y así hizo rugir de nuevo a su Bilbao. Dos pinchazos, estocada y dos descabellos. Ovación tras aviso.

Otro buen toro fue ‘Mariscal’, con gran clase y bondad en sus embestidas. Manzanares estuvo aseado y correcto y realizó una faena de altibajos encontrándose más a gusto en redondo. Las tandas se fueron sucediendo destacando su empaque. Toreó demasiado por fuera y el público de Bilbao estuvo cariñoso con él. La faena no llegó a estallar. Estocada. Ovación tras aviso.

Roca Rey salió milagrosamente de la enfermería para rematar una tarde para el recuerdo en el Bocho. ‘Quitaluna’ fue un toro con clase y nobleza al que le faltó un poco de raza al final de la faena. Roca estuvo incontestable. Rotundo. Macizo. Heroico. Se plantó en los medios, de rodillas. Cojo. Colocándose su maltrecha rodilla derecha con la mano. Atropelló la razón y el toro le arrebató la muleta por la espalda como una exhalación. A punto estuvo de costarle un disgusto. Repitió pero esta vez de pie. Por la espalda. Muy ajustado. Uno, otro por delante. Otro por la espalda, y un pase de pecho larguísimo. Lo toreó con gran profundidad y acople. Por la diestra alcanzó cotas altísimas. Metió riñones y corrió la mano con gran trazo. Por la izquierda llegó otro susto, le tropezó el toro y a punto estuvo de cornearlo en el suelo. No pasó nada. Se puso al natural. Tiró la moneda y consiguió naturales de lujo. La tanda final de derechazos hizo estallar al público. Un Roca Rey roto, ralentizó los derechazos y bordó el toreo. Estocada de matar o morir. 2 orejas de ley.

Ficha técnica:

Plaza de toros de Vistalegre (Bilbao). Sexta de abono. Más de 3/4.

Toros de Victoriano del Río. 1º falto de emoción , 2º enclasado, 3º devuelto, 3º bis encastado, 4º encastado, 5º enclasado y 6º enclasado.

El Juli (ciruela y oro). Ovación y ovación.

José María Manzanares (sangre de toro y oro). Ovación y

Roca Rey (azul pavo y oro). Oreja y 2 orejas.