“Monte Toro”, nace en Córdoba una nueva ganadería de bravos

Asistieron un nutrido grupo de matadores encabezados por el “V Califa” Manuel Benítez ‘El Cordobés’

por | Nov 15, 2022

“Monte Toro”, nace en Córdoba una nueva ganadería de bravos

El veterinario José Luis Villafuerte, autoridad en el mundo del toro, ha sido siempre un enamorado de la ganadería de bravos. Ya desde su época como novillero puntero -años noventa- ya mostraba un cariño y admiración especial hacia el toro bravo. Hasta el punto de hacerse veterinario. Y a través del tiempo se casó con la veterinaria Isabel Jiménez, apasionada igualmente, por la cabaña de bravo. 

Y por fin han visto realizado su sueño los veterinarios de tener su propia ganadería. En principio han adquirido 14 vacas a El Torero y otras 14 a Los Guateles. Sus reses pastan en el término de Villaharta (Córdoba) y el hierro que identifica a la ganadería es «Monte Toro».

Y ya han comenzado los veterinarios a ver los frutos de su cabaña. En la mañana de hoy -18 de octubre- se han herrado 12 animales y por la tarde se han tentado 5 vacas. Un acto en la flamante plaza de toros de la finca que quedó inaugurada oficialmente con este tentadero. Esta plaza se ha construido en tiempo récord y está dotada de lo necesario para poder desarrollar los tentaderos.

Entre los cerca del centenar de invitados del nuevo matrimonio ganadero, entre  toreros, ganaderos, familiares, amigos y gente ligada al mundo del toro, destacaban los padrinos de la nueva ganadería, los matadores de toros Manuel Benítez «El Cordobés», Francisco Ruiz Miguel, Agustín Castellano «El Puri» y Rafael González «Chiquilín» quienes, además, deleitaron a los presentes con su toreo ortodoxo e inmortal. El que no pasa nunca.

Igualmente asistieron los también matadores de toros Fernando Sacromonte, Juan Carlos Landrove, Alberto Luna y Sergio Sanz. Los ganaderos Manuel Vázquez Gavira, Juan Collado «El Cotillo y los Hermanos Noni, Rafael, Augusto y Práxedes Centeno Blanco titulares de «El Capricho». El novillero Manuel Román, director de lidia del tentadero, que estuvo auxiliado por los subalternos «Perucha» y Carlos Jordán. Los alumnos de la Escuela Taurina de Córdoba Manuel Quintana, Andrés Membrives, José Antonio Cañero, Luis Montero, Oscar Salcedo y «Villeguitas» que se hartaron de torear mucho y bien, dirigidos desde un burladero, por su profesor Juan Antonio García «El Califa» que no perdía detalle.

Herradero:

La jornada comenzó a primeras horas de la mañana con el herradero, a la antigua usanza y supervisado por la veterinaria oficial María Carreíra, de doce reses  y en él han herrado los titulares de la ganadería, sus hijos Eduardo y Marina, así como  el novillero Manuel Román y su padre.

En esta labor de «acoso y derribo» de los animales ayudaron eficazmente  Pedro Puerma, Manuel Benítez Jr., Ángel Blanco, Antonio Solís, Justo Barba, Manuel Zapata y los chavales de la Escuela, además de otros voluntarios.

Testigo de excepción el programa «Toros para Todos» de Canal Sur TV. Enrique Romero estuvo todo el día grabando para llevar a los telespectadores cuanto pasó en una jornada inolvidable.

El Tentadero:

Y tras reponer fuerzas con unos exquisitos aperitivos y un extraordinario perol cordobés condimentado por Pedro Puerma -tío carnal de Villafuerte  que también colaboró en la construcción de la plaza- dio comienzo el tentadero. En total fueron cinco vacas que repitieron en sus entradas al caballo y luego en la muleta reflejaron el sello de su procedencia. Un comportamiento que como es sabido no es otro que la calidad, nobleza y bravura.

Al tentadero, ya por la tarde, se unió Manuel Benítez «El Cordobés», V Califa del Toreo, compartiendo burladero con Francisco Ruíz Miguel, Enrique Romero, «Chiquilín», Fernando Sacromonte y quien firma esta publicación. 

Tan buen juego dieron las becerras que Ruiz Miguel, «El Puri» y «Chiquilín» no pudieron evitar la necesidad de torear y dieron el paso para deleite de todos. Pero no quedó así el cartel de veteranas glorias ya que el director del programa de Canal Sur TV «Toros para todos», Enrique Romero también salió a torear con nota alta. Lo mismo que hizo el propio ganadero José Luis Villafuerte. La verdad que con un ganado tan excelente a todos nos daban ganas de torear. Fue un pasaje delicioso donde el toreo de siempre, brilló a su más alto nivel.