«Los Príncipes del Toreo creamos una ilusión y fuimos un eslabón fundamental en las escuelas»

Julián Maestro y Lucio Sandín han protagonizado el coloquio denominado "Los Príncipes del Toreo"

por | Ene 15, 2023

«Los Príncipes del Toreo creamos una ilusión y fuimos un eslabón fundamental en las escuelas»

 

La Asociación de Aficionados Prácticos Amigos de Jesús Pérez ‘El Madrileño’ ha celebrado en la mañana de hoy, domingo 15 de enero, su decimoquinto coloquio, titulado ‘Los Príncipes del Toreo‘. Los protagonistas del mismo han sido dos de los componentes de esa popular terna de becerristas -que encabezó el malogrado José Cubero ‘Yiyo’-, Julián Maestro y Lucio Sandín. El acto ha sido conducido por el compañero de esta redacción, Diego Cervera.

Julián Maestro

Julián Maestro comenzaba su intervención comentando cómo vivió esa etapa en la Escuela Taurina de Madrid: «En mi etapa de novillero en la Escuela Taurina en el año 1977  había más dureza en el las lecciones que nos daban los maestros y también había más disciplina«.

También se han tocado temas como la situación actual de la tauromaquia, respecto a lo que Maestro opinó que «el mundo del toro al convertirse en un negocio, pierde el romanticismo. No puede ser que el empresario sea ganadero y también apoderado. Eso hace daño a la fiesta de los toros«.

Respecto a su trayectoria, Julián Maestro terminaba diciendo que «no cambiaría nada de lo que he vivido. Lo único que no supe hacer bien, y de eso me lamento, es no haberme sabido retirar a tiempo del toro cuando estuve vistiendo la plata«

Lucio Sandín

Por su parte, Lucio Sandín decía que «nosotros, los Príncipes del Toreo, creamos una ilusión y fuimos un eslabón fundamental en las escuelas para los chavales que vinieron después».

En cuanto a su trayectoria, Sandín comentó que «abrir la Puerta del Príncipe de Sevilla es lo más bonito que he vivido en la profesión, y lo más duro, la muerte de El Yiyo». Culminó su participación en el coloquio diciendo: «yo no cambiaría nada de lo que viví. Cuando decidí retirarme, me retiré del todo. No quise ver corridas, ni leer noticias, ni nada relacionado con el sector. Emprendí una nueva vida en Barcelona y supe reciclarme«.