Rubén Sanz: “Las circunstancias son las que me han tocado y con ellas he intentado ser el mejor torero que he podido”

El diestro soriano, que suma poco más de la veintena de corridas tras su alternativa en 2009, afronta la Copa Chenel como la gran oportunidad de su vida

por | Abr 5, 2024

Rubén Sanz: “Las circunstancias son las que me han tocado y con ellas he intentado ser el mejor torero que he podido”

Fotos: Luis Barbero.

Hablar de Rubén Sanz es hacerlo de un torero con personalidad, un hombre que no concibe su vida sin el toreo, a pesar de superar escasamente la veintena de corridas tras su alternativa en 2009. El diestro soriano, al que muchos aficionados están descubriendo ahora gracias en parte a las redes sociales, tiene la oportunidad de su vida este sábado en la Copa Chenel, el gran escaparate del toreo.

Tras triunfar en el arranque de temporada en Fitero (Navarra), afronta con ilusión y serenidad el compromiso de este sábado en Torres de la Alameda, en un festejo en el que compartirá cartel con Manuel Diosleguarde y Víctor Hernández para lidiar toros de Lora Sangrán y Guadajira.

-¿De dónde viene Rubén Sanz? ¿Cómo nace la vocación por ser torero?

-Esa vocación la tengo desde que nací, no he querido ser otra cosa. Para mí ser torero es algo que venía conmigo, algo natural, no puedo recordar un día concreto ni un por qué, desde que nací no he querido otra cosa. 

-El toreo de Rubén Sanz es el de buscar la pureza, torear despacio, con verticalidad y buscando la máxima expresión hasta abandonarse. Tomó la alternativa en 2009 pero muchos aficionados le están descubriendo ahora, ¿qué concepto del toreo tiene?

-No te lo sabría definir como tal, pero en mi caso, a lo que doy prioridad es al sentimiento y dejarme llevar por lo que el alma te dicta. Con mi toreo busco expresar y abandonarme delante de la cara del toro. 

Rubén Sanz en un tentadero en Calanda este pasado invierno.

-Tras el triunfo de Fitero a inicio de temporada, ¿cómo se plantea el año?

-Pues con sinceridad, quitando la Copa Chenel, ahora mismo no tengo nada más. Lo único que espero y tengo la ilusión además, es que me gustaría torear en Soria este año también, pero todavía no hay empresa. Poco más, se resume todo a intentar aprovechar la oportunidad que tengo el sábado en Torres de la Alameda. 

-Por lo que comentas, entiendo que la Copa Chenel es la gran oportunidad de tu vida.

-Sí, por supuesto. En toda mi carrera he toreado veintidós corridas de toros y casi todas ellas en Soria o en la provincia, soy un gran desconocido. Es la oportunidad que tengo para que mi nombre salga de torear sólo en mi zona y poder darme a conocer a los aficionados. 

-Teniendo la importancia que tiene la Copa Chenel y en por lo que comentas, en tú caso algo vital, ¿estás llevando una preparación específica?

-No, la verdad que me estoy preparando como siempre. Siempre me ha gustado entrenar y estar preparado, desde que empecé en esto del toro mi pensamiento ha sido el mismo siempre, si estás aquí es para torear y para pensar en ser alguien, aunque no tenga ninguna corrida de toros me preparo cono si fuera a torear treinta. 

-Todos estos años donde el número de corridas no ha sido elevado, ¿curte o resta afición?

-Restar afición no, y curtir…no sé, las circunstancias vienen y lo que de verdad te lleva a conseguir torear cada día mejor es la vocación. También es mejor conseguir eso delante de la cara del toro pero si no tienes eso te tienes que agarrar a tu vocación, a intentar prepararte y a torear cada día mejor para el día que te pongan aprovecharlo. Las circunstancias son las que me han tocado y con ellas he intentado ser el mejor torero que he podido. 

La pureza al natural según Rubén Sanz.