Jesús Moreno: “O por la puerta grande o por la enfermería, pero yo andando no me iba de la plaza”

Hablamos con el novillero horas después de la grave cornada en Las Ventas

por | May 3, 2024

Jesús Moreno: “O por la puerta grande o por la enfermería, pero yo andando no me iba de la plaza”

 

“Estoy tranquilo, creo que por lo menos me fui tranquilo de la plaza, es mala suerte que te pegue una cornada un toro así pero fue en un acto de torero,  sabía que me tenía que vaciar desde el paseíllo hasta lo que durase la tarde. O me iba por la puerta grande o por la de la enfermería, pero yo andando no me iba de la plaza, eso lo tenía claro”, comenta Jesús Moreno horas después de la cogida en Las Ventas durante la primera novillada de la Feria de la Comunidad.

Sobre si fue consciente de la gravedad de la cogida, Moreno dice que “en el mismo momento de la cornada no, pero una vez estiro la pierna y veo el chorretón de sangre por el muslo.. ahí ya fui consciente de que podía ser algo muy serio, es más, me asusté en el sentido de que podía ser alguna artería o vena importante, por la manera de sangrar”.

“Mi mente, desde que me operaron, sólo piensa en recuperarse y llegar el 18 de mayo a la semifinal del Circuito de Madrid en Valdilecha. Los médicos dicen que es pronto aún para saber algo a ciencia cierta, pero esto va más allá de la lógica, es amor propio y por tu profesión, voy a intentar estar ese día allí”, asegura el novillero horas después de un grave percance en Madrid.

Moreno no pudo ni tan siquiera lidiar uno de sus toros este pasado miércoles, la cogida le dejó inédito, y es de justicia que tenga su oportunidad en el ruedo venteño: “Tanto Álvaro, mi apoderado, como Jaime, el alcalde de Navas del Rey, que me ayuda en lo que pueda, hablaron con la empresa y creo que volveremos a Madrid en cuanto haya una opción”, afirma el novillero.

Sus compañeros de cartel, Alejandro Chicharro, que salió a hombros esa tarde, y Juan Herrero, estuvieron visitando a Moreno este jueves en La Fraternidad, “estoy súper agradecido a Chicharro y Juan Herrero por la visita, esas cosas te hacen ver y sentirte orgulloso de los valores de la tauromaquia, el compañerismo por ejemplo. Muy agradecido de verdad por acercarse e interesarse por mi estado de salud. Ahora soy yo el que manda a Alejandro mucho ánimo, que le han pegado una cornada en Las Matas, que se recupere pronto”.

Su apoderado, Álvaro Maseda, comenta que el novillero está “animado, la evolución está siendo buena. Tiene mucho dolor en la pierna, es normal, lleva cincuenta centímetros… tiene la pierna abrasada, pero está convencido de llegar el 18 a Valdilecha, es importante para él. Este jueves ya ha empezado a andar”.

Maseda, presente en el callejón de Las Ventas en el momento de la cornada, fue consciente de la envergadura de la cornada, “en un primer momento no me asusté tanto, cuando ya se incorporó y vi el chorretón de sangre pensé que se había llevado por delante la femoral. Ahí te acojonas. En la carrera que me di desde capotes hasta la enfermería ya vi que el rastro de sangre de Jesús iba a menos, y eso me tranquilizó algo”, afirma.

Álvaro también tiene palabras para el equipo médico de Las Ventas, “nos tranquilizó mucho García Padrós, cuando llegamos a la enfermería nos dijo que estaba todo controlado, que iban a ver bien que tenía y operaban. No le operaron corriendo, es más, el mozo de espadas le desnudó con tranquilidad y luego estuvieron algo más de una hora operando. Son uno ángeles de la guarda, si te tiene que pasar algo así, que te pase en Madrid”.