Seriedad de Samuel Navalón en Madrid ante un interesante novillo de Montealto

El novillero acarició la oreja pero la estocada dejó el premio en una vuelta al ruedo

por | May 14, 2024

Seriedad de Samuel Navalón en Madrid ante un interesante novillo de Montealto

 

El primero de la tarde, “Tabernero” blandeó en el saludo capotero de Diego Bastos. En el tercio de varas y en banderillas, ya mostró lo poco que llevaba dentro. Con todas y con esas, el sevillano brindó al respetable. Un inicio por estatuarios fue el entrante de una faena que no tuvo ni el más mínimo eco en los tendidos por la falta de raza del novillo. Diego mostró su corte clásico por ambas manos, pero sin más. Eso sí, siempre queriendo hacer las cosas bien. Una primera estocada delantera y perpendicular, y una segunda contraria.

El segundo de la tarde, “Churrero” fue recibido de manera vistosa con el capote por Nek Romero. Este de Montealto, pocas cuentas quiso con el caballo. Samuel Navalón, también de manera desafortunada, intentó hacer un quite por gaoneras. “Churrero” lo puso difícil en banderillas puesto de que esperaba a los de plata. Nek brindó al respetable, y a partir de ahí, empezó a dejar apuntes de lo que busca en su toreo. Ni la condición del novillo, ni el viento, facilitaron la labor del valenciano. Lo más destacado fue fraguado por el pitón derecho. Dos pinchazos y dos golpes de descabello.

El tercero de la tarde, “Presumido” fue recibido y bien lanceado a la verónica, por parte de Samuel Navalón, y eso hizo que despertase al respetable del letargo en el que se estaba sumergiendo. Tras el paso por el caballo, al novillo se le vio muy justo de fuerzas, pero con cierta calidad. En banderillas, más de lo mismo. Calidad, pero al límite de fuerzas. Samuel estuvo inteligente y supo sacarle partido al novillo. Con la diestra supo darle tiempo entre tanda y tanda, y eso hizo que el novillo fuese yendo a más. Mientras tanto, todo iba teniendo su eco en el tendido en una faena que fue basada por el pitón derecho. Un cierre por bernadinas, encendió de lleno los tendidos. Estocada trasera. Fuerte petición de oreja denegada por el palco. Bronca monumental al palco.

El cuarto de la tarde, “Limonero” se llevó para el cuerpo media docena de verónicas del sevillano Diego Bastos. Este de Montealto, tenía otras ideas en la sesera. En el caballo, la pelea no fue de la más decorosa, ni de novillo bravo. De nuevo un quite a destiempo de Nek Romero, y otro de Diego Bastos, dejaron al público tal y como estaba la tarde. ¡Frío! Este “Limonero” en banderillas, acudió por acudir. Con la muleta, el sevillano imprimió gusto y clasicismo al mismo tiempo. Obviamente hay que verle con otro tipo de novillo. De nuevo dejó apuntes por ambos pitones, dejando libertad a la imaginación de cada uno, de lo que podemos llegar a ver con este novillero. Estocada.

El quinto de la tarde, “Farolero” se quedó bajo los vuelos del capote en el saludo capotero de Nek Romero. En el caballo cumplió con mal estilo. Y mientras tanto al quite por chicuelinas Samuel Navalón. En banderillas éste de Montealto, el movimiento entrega pero si le entrega dejó entrever lo que ofrecería en el último tercio. Víctor del Pozo se desmonteró tras parear por la ovación tributada por parte del respetable. Con la muleta, el valenciano sacó toda la artillería pesada, queriendo sacar partido a la movilidad del novillo. Demostró tener valor, pero también le dijo al público que sabía torear, y así lo hizo por ambos pitones. Pudo haber mejor lucimiento, si el viento no se hubiese hecho presente. Obviamente por la embestida sin clase del novillo, la faena no tuvo la estética quizá deseada. Estocada. Se puso a llover antes de entrar a matar.

El sexto de la tarde, “Veraniego” fue recibido a portagayola por parte de Samuel Navalón. Este último novillo en el caballo, cumplió sin más. En banderillas, al novillo le costaba arrancarse, y dificultó la labor de la cuadrilla. Samuel no escatimó en esfuerzos, y al novillo le enjaretó tandas por ambos pitones, aunque sin repercusión en los tendidos. Tuvo la virtud de darle su tiempo entre tanda y tanda, fraguando sobre todo la faena por la mano derecha. No hubo la redondez deseada, puesto de que al novillo le faltó clase. Un cierre metido entre los pitones, invadiendo literalmente los terrenos del novillo, desataron la euforia en los tendidos. Tres pinchazos y estocada tendida y trasera. Usó el descabello.

FICHA DEL FESTEJO:

Madrid. Martes 14 de mayo de 2024. Cuarta de la Feria de San Isidro, novillada con picadores.

Entrada: Dos tercios de plaza.

Novillos de Montealto. Con algunas complicaciones e interesante el tercero. Aplaudidos en el arrastre la mayoría.

  • DIEGO BASTOS, silencio en ambos.
  • NEK ROMERO, silencio y ovación.
  • SAMUEL NAVALÓN, vuelta al ruedo tras petición y silencio.

Incidencias: Víctor del Pozo saludó tras parear al quinto.

Cuarta de San Isidro 2024