Y después de torear la Corrida Concurso en Vic y la de Miura en Madrid en un día, a las 5 de la mañana a trabajar

Ayer Juan de Castilla toreó en apenas 8 horas en Vic-Fezensac y Madrid, y hoy a las 5 de la mañana continúa su rutina en su puesto de trabajo

por | May 20, 2024

Y después de torear la Corrida Concurso en Vic y la de Miura en Madrid en un día, a las 5 de la mañana a trabajar

 

El diestro colombiano Juan de Castilla cumplió con el heroico reto que supuso torear en apenas 8 horas la Corrida Concurso de Vic-Fezensac y la de Miura en Madrid. Pero no queda ahí la hazaña, y es que, ¿cuántas cosas pueden hacerse en 18 horas? Resumamos brevemente las intensas 18 horas en la vida de Juan de Castilla.

A las 11 de la mañana comenzó su primer paseíllo en la localidad francesa de Vic-Fezensac, donde bajo una intenso diluvio, se entretuvo en cortar una meritoria oreja. Se corrió turno para que le diese tiempo a llegar a Madrid, y Juan de Castilla toreó en quinto lugar a un toro de Pagès Mailhan, con el que apostó olvidándose del mal estado del ruedo. Las adversas condiciones climatológicas impidieron que el torero colombiano y su cuadrilla volasen en avioneta hasta el aeródromo de Cuatro Caminos, y tuvieron que activar el plan B. Desde el aeropuerto de Toulouse pudieron coger un vuelo comercial, que aterrizó en Barajas apenas una hora y media antes de hacer el segundo paseíllo del día. El colombiano tuvo que ir directo a Las Ventas, donde se vistió de torero, para torear una corrida de Miura. En la Monumental, de Castilla, dejó buen sabor de boca, se reafirmó y pidió paso a gritos.

Cuando cualquiera estaría exhausto tras semejante esfuerzo, a Juan de Castilla le ha sonado el despertador a las 3:45 de la mañana para acudir a su puesto de trabajo y empezar su jornada laboral a las 5 de la mañana. Cuando a las 13 horas finalice en su trabajo, continuarán esos entrenamientos para prepararse ante las nuevas oportunidades que la profesión más dura del mundo le debe dar a este torero.