Los naturales de Jarocho le hacen tocar la gloria en Madrid tras una faena en la que rugió Las Ventas

Peñaranda e Ismael Martín pasearon un trofeo por coleta ante una interesante novillada de Fuente Ymbro

por | May 21, 2024

Los naturales de Jarocho le hacen tocar la gloria en Madrid tras una faena en la que rugió Las Ventas

 

Si algo hemos visto en esta tarde en la segunda novillada de la feria han sido ratones coloraos. Y el ratón colorado de campo es mucho más listo que el de ciudad. Y listos fueron los de Fuente Ymbro, y algunos duros, pero mantuvieron la expectación del público venteño. El otro ratón colorao, y con matrícula de honor fue Jarocho. ¿Y por qué lo de llamarle ratón colorao? Porque dicho novillero, fue muy listo e inteligente en el sexto y último novillo. Ya que a la faena le dio lo que demanda el público de Madrid.

Le dio distancia a un novillo que tenía emoción por el picante que atesoraba, y supo en el momento exacto pegar unos naturales de infarto echándose al novillo en la cadera, mientras que le iba buscando el pitón contrario. Y buscar el pitón contrario gusta y mucho en Madrid. Fue también muy listo en saber cortar la faena a tiempo cuando estaba en su punto máximo, tras recetar los mejores naturales vistos hasta el momento en esta feria de San Isidro 2024. Por otro lado, Alejandro Peñaranda e Ismael Martín cortaron una oreja cada uno y estuvieron a la altura de las circunstancias bajo su concepto personal del toreo con los pupilos de Ricardo Gallardo. 

El primero de la tarde, “Botellero”, fue soso de salida en el saludo capotero de Alejandro Peñaranda. El tercio de varas, el novillo ya mostró y evidenció su falta de fuerzas, y de igual manera, así lo hizo en el tercio de banderillas, echando la cara arriba. Toda la faena pivotó prácticamente sobre el pitón derecho, donde el novillero supo pulsear la embestida del novillo de Fuente Ymbro, imprimiendo cierto gusto y buen aire. Por el pitón izquierdo, el novillo mostró todavía peor condición por su falta de fuerza. Peñaranda abrochó la faena con una serie de bernadinas sin ayuda, que llegó con fuerza a los tendidos. Pinchazo y estocada.

El segundo de la tarde, “Indómito” fue recibido por media docena de verónicas por parte de Ismael Martín, sacándoselo al centro del ruedo. Al segundo de la tarde tampoco le sobraban las fuerzas y así lo manifestó tras su paso por el caballo y en el tercio banderillas, el cual lo protagonizó el propio novillero, aunque sin excesiva brillantez. Sin una faena uniforme por la condición del novillo, y también por falta de acople, Ismael lo intentó pero sin éxito. También es cierto que el novillo siempre iba echando la cara arriba y punteando la muleta, y quizá desarrollando un poco de sentido y genio. Todo quedó en un “quiero y no puedo”. Estocada.

El tercero de la tarde, “Adulador” fue lidiado por Jarocho sobre las piernas, y cuando entró al caballo fue devuelto a los corrales por falta de fuerza. El tercero bis, un sobrero de Villanueva, “Bananero” tenía otra presencia en la plaza a diferencia de los anteriores lidiados de Fuente Ymbro. Este sobrero también tuvo el genio más subido en el saludo capotero de Jarocho. Tras el tercio de varas y el de banderillas, el novillo estaba aún sin definir pero se pronosticaba que no sería fácil. El inicio de rodillas del novillero, hizo despertar al respetable. Pero luego llegó la parte del toreo fundamental, y ahí el novillero sacó pecho toreando por el pitón derecho, pues este tercero bis, cuando embestía lo hacía con ganas. Por el pitón izquierdo fue más rebrincado e informal a la hora de embestir, pero con todas y con esas lo consiguió meter en la muleta, aun teniendo que dar los naturales de uno en uno. Obviamente mostró sus buenas formas, y puso las cartas sobre la mesa. Estocada.

El cuarto de la tarde, “Sacacuartos”, un jabonero precioso, no dijo nada en el saludo capotero de Alejandro Peñaranda. En el caballo, dijo menos aún, pues buscaba la huida. Y sin decir nada, buscar la huida, ya es decir mucho. Tras el paso por banderillas, mostró ese puntito de genio pero sin clase. Y efectivamente, en la muleta poco dijo y lo que dijo fue avisando. Tanto qué, se echó al novillero a los lomos mientras que toreaba con la diestra en una fea voltereta. Éste no era tonto y sin ser un barrabás, sabía lo que iba dejando atrás. Tras esa fea voltereta le buscó las vueltas al novillo por el pitón izquierdo, y lo consiguió meter en la muleta concierto decoro y brillantez. Pero sobre todo las tandas tuvieron ese punto de emoción para llegar al tendido. Estocada.

El quinto de la tarde, “Jarrero” un novillo con más hechuras de toro que de novillo, ya sacó otras ideas de salida y así lo mostró en el ya sacó otras ideas de salida y así lo mostró en el saludo capotero. En el caballo manseó, pero eso no significó que blandease. Este también lo banderilleó Ismael Martín, y en esta ocasión con más brillantez, y escuchó la ovación del respetable. Tras el brindis al público venteño, un inicio de rodillas emocionante. En el toreo fundamental hubo expectación más que lucidez, por la condición del novillo al embestir, que era un tanto bruta y con un punto de genio. Ismael lo intentó por ambos pitones, jugándose el pescuezo en cada derechazo y natural. El novillo sabía lo que se iba dejando atrás, y más con la peligrosidad de que el novillo soltaba la cara, y en distancias cortas, el peligro se iba agudizando. Cerró con una serie de bernadinas, para acto seguido enterrar la espada. Estocada.

El sexto y último, “Iluminado” fue recibido por parte de Jarocho con mucha vistosidad y variedad en el saludo capotero, comenzando con dos largas desde el tercio. Este de Fuente Ymbro, tuvo brío al arrancarse al caballo, y también apretó en el peto. En banderillas fue pronto al acudir a los cites. Y mientras tanto, Roberto Martín Jarocho se desmonteró tras parear. La faena la comenzó por doblones de rodillas, y como buen ratón colorao, jarocho le dio al toro lo que gusta en Madrid, y fue distancia. Pero el novillo también como buen ratón colorao, fue buscando el cuerpo del novillero con viveza y astucia. Le supo ganar la cara y la partida por ambos pitones, en una faena que lo que no faltó fue emoción. Con la zurda, hubo naturales francamente buenos, donde el novillero, y una vez más, buscó la aprobación del público buscando el pitón contrario del toro. Y mientras tanto, Madrid en pie, bajo una locura colectiva en los tendidos, pues selló los mejores naturales de toda la feria. Estocada atravesada.

FICHA DEL FESTEJO:

Madrid. Martes 21 de mayo de 2024. Décima de la Feria de San Isidro, novillada con caballos.

Entrada: 17.951 espectadores.

Novillos de Fuente Ymbro y Villanueva (3º bis). Desiguales de presentación. Interesantes en general, complicado el sexto.

  • ALEJANDRO PEÑARANDA, palmas tras aviso y oreja.
  • ISMAEL MARTÍN, silencio y oreja.
  • JAROCHO, vuelta al ruedo tras aviso y petición, y dos orejas.

Incidencias: Saludó Jarocho padre tras parear al tercero.

GALERÍA: 

Décima de San Isidro 2024