Robleño, Castaño y Del Pilar dan la cara en Las Ventas ante una deslucida corrida de José Escolar

Se esperó más de los cárdenos abulenses con un quinto que tuvo peligro

por | Jun 4, 2024

Robleño, Castaño y Del Pilar dan la cara en Las Ventas ante una deslucida corrida de José Escolar

 

La corrida de José Escolar, bajo el pronóstico sobre el papel, no ha pintado en bastos. No ha salido ese toro bueno de verdad, que es un manantial de casta y bravura que la quiere coger por abajo y con cierta nobleza. El más Escolar por peligroso, ha sido el quinto. Los demás han navegado entre la sosería en la embestida y el ser listos sin transmitir ese peligro al tendido. Con todas y con estas, los cárdenos no han sido fáciles. Esta ganadería, si algo tiene que le caracteriza, es que vende cara su piel.

La terna, Fernando Robleño, Damián Castaño y Gómez del Pilar, ha estado por encima de las circunstancias, y por momentos toreando bien hasta donde les han permitido sus toros. Y cuando uno quiere hacer las cosas bien, no existen reproches posibles. Otra cosa muy distinta, es que las cosas salgan como uno quiera donde se empezaba o como las traiga en la cabeza. Afortunadamente, la belleza de este espectáculo, es qué, nada es previsible, y la tarde se va escribiendo capítulo por capítulo, según vaya siendo la condición del toro

El primero de la tarde, “Madrileño” tuvo la virtud de humillar en el saludo capotero de Fernando Robleño, metiendo bien la cara por el pitón derecho. La misma virtud de echar la cara abajo, la tuvo durante el tercio de varas y en la brega en el transcurso banderillas. Fernando rápido vio las cualidades del toro cuando cogió la muleta, y supo estructurar perfectamente una faena basada en la mano diestra. Este de José Escolar, perdió la virtud de humillar en el último tercio, pero tuvo cierta nobleza que permitió el lucimiento del torero. Por el pitón izquierdo el toro cazaba moscas con el rabo, sabiendo lo que dejaba atrás. En el último tramo de la faena, el respetable supo ver la labor del diestro madrileño. Obviamente, el toro no fue fácil aún teniendo ese punto de nobleza por el pitón derecho. Pinchazo, estocada atravesada y varios golpes de descabello. Ovación al toro en el arrastre.

El segundo la tarde, “Cortinero I” fue un toro muy suelto de salida y que pocas cuentas quiso en el saludo capotero de Damián Castaño. En el tercio de varas, este de José Escolar, hizo una pelea mentirosa. Mientras tanto la papeleta se preveía difícil pero no complicada, de cara al último tercio, y más viendo que se quedaba corto durante la brega banderillas. Damián aprovechó la inercia del toro, y pronto y en la mano y sin probaturas, se puso a torear en redondo por el pitón derecho. Castaño en todo momento quiso torear bien, aún sabiendo que el toro vendía cara su piel. Pero este de José Escolar, rápido bajo la persiana. Estocada. Ovacionado en el arrastre el animal.

Hombre burlador el tercero de la tarde, “Burlador” tuvo la virtud de humillar en el saludo capotero de Gómez del Pilar. En el caballo los puyazos fueron dos picotazos, a sabiendas de que el toro estaba justo de fuerzas, pero queriendo coger los engaños por abajo en el transcurso del tercio de banderillas. Noé, de manera inteligente, aprovechó rápidamente las embestidas por el pitón derecho, que era claramente el mejor pitón del toro, consiguiendo una primera tanda muy lucida. Pero poco más, pues al de José Escolar, rápido se le acabó la gasolina y empezó a defenderse. Con la zurda buscó el pitón contrario, dándole los naturales de uno en uno, y el respetable le supo reconocer la labor, por la peligrosidad del cárdeno. Estocada baja.

El cuarto de la tarde, “Diputado” salió con una embestida sosa y plomiza, síntoma de falta de raza. Fernando Robleño, lo trató con suavidad, sabiendo cuál era la condición del toro, que en el caballo prácticamente se dejó pegar y en banderillas seguía con esa embestida cansina y plomiza. Fernando supo perfectamente adaptarse a la embestida del toro, y le robó los muletazos de uno en uno por ambos pitones. Media estocada tendida y estocada casi entera.

El quinto la tarde, “Cancionero” se quedó bajo los vuelos del capote de Damián Castaño en el saludo capotero, y este de José Escolar, ya marcó de salida lo vendría más adelante. En el transcurso del tercio varas, ya dejó claro que sería un toro peligroso y listo como él solo, pues estaba con todo menos con el caballo. En banderillas, el toro cortó y midió, avisando de esta manera que no sería nada fácil y no regalaría nada. Damián se jugó el físico, sin trampa ni cartón por ambos pitones. Si por el pitón izquierdo era peligroso, pero se tragaba los naturales de uno en uno, por el pitón derecho todavía lo era más. El torero siempre tuvo que estar buscando el pitón contrario, y por momentos robó algún natural de buen trazo que llegó al tendido. Estocada casi entera y golpe de descabello.

El sexto y último de la tarde, “Salado” buscó los centros de salida, y Gómez del Pilar, se lo sacó a los medios lidiándolos sobre las piernas. En el transcurso del tercio de varas banderillas, ya mostró su peligrosidad y lo que llevaba dentro, pues siempre iba con la cara alta y sin querer humillar. Noé le intentó robar muletazos por el pitón derecho al último de José Escolar, pero al toro le costaba pasar y cuando lo hacía, era a media altura. Por el pitón izquierdo no tuvo ni un pase y el torero optó por no dilatar demasiado la faena en el tiempo. Estocada contraría y dos golpes de descabello.

FICHA DEL FESTEJO:

Madrid. Martes 4 de junio de 2024. Vigésimo segunda de la Feria de San Isidro.

Entrada: 17.152 espectadores.

Toros de José Escolar. Interesantes los dos primeros, ovacionados en el arrastre.

  • FERNANDO ROBLEÑO, ovación y silencio.
  • DAMIÁN CASTAÑO, ovación con saludos en ambos.
  • GÓMEZ DEL PILAR, ovación con saludos y silencio.

Incidencias:  El picador Alberto Sandoval fue ovacionado en el segundo toro y el banderillero Raúl Ruiz saludó tras parear al cuarto.

GALERÍA: 

Vigésimo segunda de San Isidro 2024