Ferrera, Escribano y Garrido, titanes bajo la lluvia con los adolfos en Madrid

La terna estuvo por encima de un encierro que no terminó de romper

por | Jun 6, 2024

Ferrera, Escribano y Garrido, titanes bajo la lluvia con los adolfos en Madrid

 

El tono cárdeno de los toros de Adolfo Martín se fundió con el cielo gris y con la lluvia torrencial que azotó Madrid. Y es que los toros no dieron el juego deseado sobre el papel, siendo mejores los tres últimos, pero que tampoco fueron una desdicha de casta y de bravura. Simplemente se dejaron sin más y se movieron, que no es poco. Lo destacable ha sido la brevedad de los toreros cuando no han visto opciones de triunfo. Cosa que se agradece cuando no hay contenido artístico, ni emoción por la fiereza del toro.

Antonio Ferrera, Manuel Escribano y José Garrido, cada uno bajo su concepto personal, han estado por encima de las circunstancias en una tarde donde las inclemencias meteorológicas también hicieron de las suyas.

El primero de la tarde, “Pecador” tuvo buen aire en el saludo capotero de Antonio Ferrera, y con la misma clase aunque poco sobrado de fuerzas acudió al caballo y en los sites en el tercio banderillas. Tenía la virtud de humillar, y eso no es poco. En el último tercio, este primero de Adolfo no quiso pasar ni por el pitón izquierdo ni por el pitón derecho desarrollándose sentido, y Ferrera optó por abreviar y montar la espada. Estocada baja. Pitos al toro en el arrastre.

El segundo de la tarde, “Baratillo” fue recibido a portagayola por parte de Manuel Escribano. Este de Adolfo, desde los inicios fue un toro que no se definió en su totalidad, y aparte de ir con la cara alta, se defendió en el caballo soltando la cara. En el tercio de banderillas, que lo protagonizó el mismo matador, estando solo en el ruedo con el toro le tapó ese defecto. El torero sevillano poco o nada pudo hacer ante la insípida y corta embestida del toro. Lo mostró por ambos pitones y decidió abreviar una faena que no tendría trascendencia ninguna. Estocada.

El tercero de la tarde, “Sombrerillo”, rápido se enceló con el capote de José Garrido en el saludo capotero, que sin ser lucido se pudo ver la codicia del toro. Este de Adolfo, al sentir la puya cantó lo que llevaba dentro ella en el tercio banderillas, se vino abajo. El torero lo intentó por ambos pitones pero poco nada o pudo hacer, pues encima éste tenía peligro. Estocada baja.

El cuarto de la tarde, “Malagueño”, no tuvo mal aire en el saludo capotero de Antonio Ferrera, pero también cantó que tenía las fuerzas justas. Esa misma justeza de fuerzas la manifestó en el tercio varas. En banderillas, y tras un tercio de exposición, Ángel Otero saludó tras parear por la ovación tributada del respetable. En el último tercio bajo la tormenta y un vendaval de aire que azotaba Madrid, el diestro ibicenco dominador de las medias alturas con la muleta, realizó una faena basada en la suavidad de los toques y las medias alturas. Le sopló al toro naturales de cartel de toros. Cierto es que el de Adolfo estaba bajo mínimos, pero con todas y con esas el torero pudo hacer un ejercicio de expresión llegando al tendido. Dos pinchazos y estocada y varios golpes descabello.

El cuarto de la tarde, “Aviador” fue recibido a portagayola por Manuel Escribano. Este cárdeno, pareció ser otra cosa en los primeros tercios. En varas sí dio buen juego y en banderillas se arrancó pronto a los cites del torero, que fue quien banderilleó. El diestro de Gerena, lo intentó por ambos pitones, consiguiendo los mejores momentos por el pitón derecho, llegando con fuerza al tendido. Y bajo la lluvia puso al respetable de acuerdo. Por el pitón izquierdo el toro tuvo peor aire y le echó mano sin consecuencias. Estocada. Petición de oreja denegada por el palco y bronca la palco tras la vuelta al ruedo.

El sexto y último de la tarde, “Tostadito” fue un toro suelto de salida, pero luego no tuvo mal aire en el saludo capotero de José Garrido. Y sin ser un gran toro de principio, no tuvo malas formas en los primeros tercios. En el último tercio Garrido le ganó la partida al cárdeno por ambos pitones. Dejando y dibujando buenos momentos donde vibró el respetable, sin llegar a ser una faena de altos vuelos ni muchísimo menos. Sobre todo hubo exposición por parte del torero y eso el público lo premió. Estocada baja.

FICHA DEL FESTEJO:

Madrid. Jueves 6 de junio de 2024. Feria de San Isidro.

Entrada: 21.168 espectadores.

Toros de Adolfo Martín. Interesantes los tres últimos pero en general, falta de fuerza y poder.

  • ANTONIO FERRERA, silencio y ovación con saludos.
  • MANUEL ESCRIBANO, ovación con saludos y vuelta al ruedo.
  • JOSÉ GARRIDO, silencio y ovación saludos.

 

GALERÍA: 

Vigésimo cuarta de San Isidro 2024