Autoridad de Borja Jiménez en Pamplona, triunfo y sangre en el día del patrón

El sevillano resultó cogido al entrar a matar al sexto, un toro al que le cortó las dos orejas

por | Jul 7, 2024

Autoridad de Borja Jiménez en Pamplona, triunfo y sangre en el día del patrón

Imagen: OneToro TV.

La primera corrida de la Feria del Toro, se saldó con una corrida de La Palmosilla, muy desigual en presentación y también en comportamiento, y con un torero que vino con las pinturas de guerra en la cara, y aún cortando dos orejas en su segundo, no pudo salir por la puerta grande, pues tuvo que ser conducido camino de la enfermería, tras entrar a matar, y meterle el toro el pitón derecho en el muslo. Borja Jiménez no escatimó en esfuerzos durante toda la tarde, y eso se palpa cuando uno trenza el paseíllo.

Por otro lado, los aceros condicionaron la tarde, pues Diego Urdiales en su primero, realizó una faena sublime malograda con la espada, y Fernando Adrián, tampoco estuvo fino con el acero, pudiendo cortar otra oreja.

El primero de la tarde, “Gallardio” fue un toro suelto y con poco celo en el capote de Diego Urdiales, hasta que entró en la jurisdicción del picador, Manolo Burgos, y se enteró donde estaba metiendo los riñones. En banderillas, acusó el excesivo castigo en el caballo, pero con todas y con esas, este de La Palmosilla, no tuvo mal aire. En el último tercio, una vez más, Urdiales demostró ser capitán general, en la arquitectura del toreo clásico en una época de grandes modernidades. De manera vertical cuajó al toro por ambos pitones, pero sobre todo por el izquierdo dibujando el toreo al natural como él solo sabe hacerlo. Con la diestra y tras un cambio de mano, dejó sellado el grueso de la faena. El respetable de sol y sombra, supo reconocer en todo momento lo que hizo el riojano. Pinchazo, estocada y varios golpes de descabello.

El segundo de la tarde, “Papelón” fue recibido por cuatro faroles de rodillas en el tercio, para dar paso al toreo por delantales por parte de Fernando Adrián. El toro no estaba sobrado de fuerzas, y así lo demostró en el tercio de varas, y lo terminó de confirmar en banderillas, a parte de no tener una embestida franca por ir con la cara a media altura. El diestro madrileño, quiso brindar el toro de su debut al respetable, aún sabiendo que tendría que apostar. Fernando le dio tiempo y distancia al toro toreando por la diestra, y con la zurda, administró la misma receta, pero al toro le costaba pasar. Pero cuando no puede ser por la condición del toro, pues no es. Cerró la faena metiéndose en los terrenos del toro, pero sin repercusión en los tendidos. Pinchazo y estocada.

El tercero de la tarde, “Ilustrado” fue recibido a portagayola por parte de Borja Jiménez, que este traía de Espartinas, las pinturas de guerra en la cara. En el caballo, el castigo fue mínimo, y en banderillas, este de La Palmosilla, se arrancó en todo momento con prontitud. El diestro sevillano brindó al público, sabiendo las cartas que jugaba, y jugó su primera tirada, comenzando la faena sentado en el estribo. En el toreo fundamental, el torero estuvo más firme que un junco, con un toro que tuvo mejor condición por el pitón izquierdo que por el derecho, sin llegar a ser un gran toro. Aun así hubo pasajes buenos en la faena, pero sin la redondez suficiente para calentar al respetable. Media estocada tendida.

El cuarto de la tarde, “Escandaloso” fue un toro distraído de salida, queriendo pocas cuentas con el capote de Diego Urdiales, y de igual manera, quiso pocas cuentas con el caballo. En el tercio banderillas, este de La Palmosilla, ya confirmó lo poco y malo que llevaba dentro, y que lo sacaría en el último tercio. Diego poco pudo hacer, excepto mostrar una vez más porque es capital general comandando el toreo clásico. Con la zurda le robó algún que otro natural, pero sin más, pues el toro pasaba por pasar. Estocada.

El quinto de la tarde, “Chistoso” fue toreado con mucha despaciosidad de capa, por parte de Fernando Adrián. Este de La Palmosilla, lo que tenía de noble, era por su falta de casta y raza, y así se vio en el transcurso del tercio de varas y banderillas. Fernando como reclamo, comenzó la faena en el centro del ruedo con un pase cambiado por la espalda, para acto seguido, dar paso al toreo fundamental. Cierto es que hubo buenos momentos por ambos tritones, pero sobre todo con la zurda. El toro bajo los parámetros de la nobleza, entraba y salía del engaño pero sin convicción ninguna. Estocada.

El sexto de la tarde, “Capitán” se llevó media docena de verónicas de salida por parte de Borja Jiménez. Este último toro de La Palmosilla, fue picado nada y menos. El diestro sevillano lo quería crudo, pues la condición del toro era de ser noble y con el punto de transmisión necesario, y así lo manifestó en el tercio de banderillas. El diestro de Espartinas, tiró la moneda al aire en el inicio de faena, comenzando el toreo con la diestra, con las rodillas en el suelo, y eso hizo conectar rápidamente con los tendidos. En el toreo fundamental, Borja cuajó y le pegó fiesta al toro por ambos pitones, pero donde mejor los mejores pasajes de la faena, fue con la mano zurda. Dentro de la faena, el torero estuvo inteligente, midiendo los tiempos entre tanda y tanda. Cerró la faena invadiendo los terrenos del toro, y con un desplante muy de verdad tirando la muleta. Pinchazo y estocada sin soltar, prendiéndolo.

FICHA DEL FESTEJO:

Pamplona (Navarra). Domingo 7 de julio de 2024. Tercera de la Feria del Toro.

Entrada: Lleno.

Toros de La Palmosilla. Desiguales de presentación y de juego variado.

  • DIEGO URDIALES, silencio y silencio.
  • FERNANDO ADRIÁN, ovación y oreja.
  • BORJA JIMÉNEZ, silencio y dos orejas.

Incidencias: Borja Jiménez fue herido por el sexto al entrar a matar siendo trasladado a la enfermería.