SAN FERMÍN | Román, oreja de peso en la corrida de Cebada Gago en Pamplona

Isaac Fonseca fue trasladado al hospital tras resentirse de una luxación de muñeca de su codo derecha

por | Jul 8, 2024

SAN FERMÍN | Román, oreja de peso en la corrida de Cebada Gago en Pamplona

 

El hierro de Cebada Gago, que solo lidia en Pamplona como plaza de primera categoría, siempre levanta expectación tanto de cara al encierro, como en la corrida. Este hierro, formado por tres sangres como son; Carlos Núñez, Jandilla y Torrestrella, tienen ese picante necesario para hacer que se cree esa expectación necesaria cuando lidian en esta plaza. Pero hoy no ha sido el día pues la corrida yendo a menos, no ha sido ni mucho menos la esperada, siendo como mejores toros, el primero y el segundo.

Por otro lado, la terna, ha estado por encima de las circunstancias, con lo que conlleva el toro de Pamplona, y más, está ganadería. Isaac Fonseca, desgraciadamente se dejó el sexto toro, pues en el tercero se volvió a dañar el codo derecho, tras una luxación que viene arrastrando desde hace un tiempo.

El primero de la tarde, “Andante”, fue un toro distraído y suelto de salida en el saludo capotero de Juan Leal, hasta que entró en la jurisdicción del picador. Tito Sandoval le hizo enterarse y el de Cebada Gago, no respondió mal, incluso en el quite por tafalleras de Román. Cierto es qué, en banderillas cortó un poco el viaje, pero tuvo la virtud de la movilidad. Tras el brindis al respetable, Juan Leal tiró la moneda al aire con un pase por la espalda de rodillas, y desde ese momento el público entró en la faena. En el toreo fundamental, el diestro francés, estuvo más asentado y sereno que de costumbre, haciendo un planteamiento serio, y dando los tiempos necesarios al citar y entre tanda y tanda. Aprovechó el mejor pitón del toro que fue el izquierdo y en el último tramo de la faena, sí apretó por el derecho, metiéndose literalmente en los terrenos del toro. El torero llegó con fuerza al tendido, toreando para el aficionado pero también para el gran público que ocupa los tendidos de sol. Dos pinchazos y varios golpes de descabello.

El segundo de la tarde, “Semillero” entre los cánticos de “Sigo siendo el Rey” y “La Chica Yeyé” de la gran Concha Velasco, dejó entrever en el capote de Román, y en el tercio de varas, que era un toro de comportamiento serio y que no lo pondría fácil. En banderillas, este de Cebada Gago se movió con prontitud y fijeza sobre todo por el pitón izquierdo y esa virtud era la que tendría que aprovechar posteriormente el torero. Román estuvo muy firme y sereno y el toro cuando embestía metía la cara, pero por otro lado, buscaba la huida. La solución era difícil, pues el diestro valenciano, tuvo que ir dando los muletazos buscando al toro. Eso sí, de esta guisa, lo consiguió meter en la muleta sobre todo por el pitón derecho, arrancando los olés en los tendidos de sol. Estocada.

El tercero de la tarde, “Compuesto” fue un toro que no dijo nada en el saludo capotero de Isaac Fonseca. Pasaba sin más, y sin querer enterarse, hasta que vio al caballo y se arrancó como un rayo en los dos puyazos. Este de Cebada en banderillas cambió, siendo un toro totalmente desentendido durante la brega, cosa que también mostraría en el último tercio. Y así fue, en la muleta del torero, fue un animal, que nunca estuvo metido de verdad en la muleta, y prácticamente la labor del torero cayó en saco roto. Pinchazo. Al entrar a matar, Isaac Fonseca se lesionó de nuevo el codo derecho, teniendo que entrar a la enfermería. Juan Leal se tuvo que hacer cargo del toro con el descabello.

El cuarto de la tarde, “Gritón” fue un toro que se vino cruzado al capote de Juan Leal, y manseó en el caballo cabeceando y queriéndose quitar la puya. Este de Cebada Gago, no fue un toro bien definido en ningún tercio, y tampoco lo fue en banderillas, lo que era una incógnita para el último tercio, y donde el diestro francés tendría que apostar. La incógnita, rápido quedaría resuelta tras el brindis al respetable, pues al toro no le sobró la fuerza, y adoleció de clase. Juan Lu intentó por activa y por pasiva por ambos pitones, incluso se metió en los terrenos del toro, pero sin éxito ni repercusión alguna en los tendidos. Pinchazo hondo y varios golpes de descabello.

El quinto de la tarde, “Abanto” un toro suelto de salida y con pocas cuentas con el capote de Román, fue un toro que en el caballo ya mostró lo que llevaba dentro, y no era precisamente para soñar el toreo. En banderillas, este de Cebada Gago embistió a su aire, pero por lo menos tuvo la virtud de desplazarse con cierta prontitud. Román tuvo que estructurar la faena a base de ir haciendo al toro poco a poco, sobándolo y realizando una faena muy para aficionados. Una faena que quizá en los tendidos no se supo ver, pero que tuvo su importancia, y seguramente que al torero le valió para sí mismo. El diestro valenciano lo metió en la muleta por ambos pitones, consiguiendo los momentos más destacados por el pitón derecho. Este quinto de la tarde no fue fácil, y el torero estuvo a la altura de las circunstancias. Estocada haciendo guardia y varios golpes de descabello.

El sexto y último de la tarde, “Bético” fue un toro suelto de salida y sin querer enterarse de nada, y menos del capote de Juan Leal, hasta que entró en la jurisdicción del picador, Tito Sandoval. En el tercio banderillas, este de Cebada Gago, sabía perfectamente donde estaban los banderilleros…listo fue, pero sin convicción. Juan sabía que tenía, un toro más para apostar, y quiso aprovechar el toro que le tocó al torero Isaac Fonseca, y empezó la faena con un pase cambiado por la espalda, para acto seguido dar paso al toreo fundamental. El diestro francés estuvo muy asentado por ambos pitones consiguiendo meter al toro en la muleta, y sobre todo destacando con la zurda. Con la diestra, y ya habiendo toreado en redondo, se metió literalmente entre los pitones del toro para crear ese ambiente de tensión. Pinchazo y varios golpes de descabello

FICHA DEL FESTEJO

Pamplona (Navarra), lunes 8 de julio de 2024.

Entrada: Lleno en los tendidos.

Toros de la ganadería de Cebada Gago para:

  • JUAN LEAL: silencio, silencio y silencio en el que mató por Isaac Fonseca.
  • ROMÁN: oreja y silencio.
  • ISAAC FONSECA: herido al entrar a matar.

Incidencias: Isaac Fonseca no pudo estoquear el segundo de su lote tras resentirse de la lesión de Cutervo, pasó a la enfermería y fue trasladado al Hospital.